Apelan a su sentencia Medina Sonda y “El Cachorro”, homicidas de Molina Canto

Apegados al derecho, los abogados del feminicida Martín Alberto Medina Sonda y del homicida Juan Ramón Moreno Hernández, alias “El Cachorro” apelaron las respectivas sentencias, al hallarlos culpables del asesinato de Emma Gabriela Molina Canto.

De ésta manera, el caso será revisado por el Tribunal Superior de Justicia del Estado, ante la inconformidad de los inculpados, pues a Moreno Hernández se le dio una sentencia de 35 años de cárcel, mientras que al feminicida, el dictamen fue de permanecer en la sombra durante 47 años.

Ahora, el polémico caso de Medina Sonda, el cual aún repercute entre la sociedad yucateca, está en manos de los integrantes del TSJE, quienes tienen la facultad de confirmar, modificar e incluso revocar las resoluciones emitidas por el Tribunal Primero de Juicio Oral.

Los abogados de los sentenciados actuaron unas horas antes de vencer el plazo que fija la ley para que las partes se inconformen con la sentencia.

En este proceso, sólo los acusados apelaron, ya que la Fiscalía General del Estado (FGE) y la denunciante Ligia Canto Lugo, aceptaron las condenas impuestas a ambas personas.

Primeramente, el representante de “El Cachorro” acudió al Centro de Justicia Oral de Mérida (CJOM) para apelar la respectiva sentencia, por medio de un escrito que entregó su defensa.

Horas después, el mismo procedimiento efectuaron los licenciados en derecho de Medina Sonda, quien actualmente está preso en un penal de Tabasco.

Ante este procedimiento, fue notable el hermetismo que predomina en el Poder Judicial del Estado.

De acuerdo con el procedimiento de protocolo, el expediente será enviado para su revisión a una sala del Tribunal Superior de Justicia.

Posteriormente, tres magistrados la analizarán y emitirán nuevo fallo en torno a la sentencia emitida por el Primer Tribunal de Enjuiciamiento.

Por ende, los magistrados pueden adoptar una de tres opciones: confirmar la sentencia, modificar el dictamen o revocar el veredicto, ya sea en todo o en alguna de sus partes.

El feminicidio ocurrió el 27 de marzo de 2017, cuando los homicidas Óscar Miguel López Tobilla, alias “El Tobi”, y Jonhatan Mézquita Avalos, (a) “Johny”, apuñalaron a su víctima.

El asesinato ocurrió cuando Molina Canto descendía de su vehículo, el Honda Accord con placas de circulación YZT 3043, en la cochera del predio de la hoy occisa, ubicado en la calle 28 número 196 con 39 del fraccionamiento San Luis.

De acuerdo con la necropsia, la causa de la muerte fue trauma toráxico penetrante por herida de arma blanca.

Luego de poco más de dos años que duró el proceso, el pasado13 de septiembre, por mayoría de votos, el Tribunal Primero Juicio Oral impuso a Medina Sonda 47 años de prisión por feminicidio agravado, cometido en contra de su ex esposa.

Mientras que su coacusado, Moreno Hernández fue sentenciado a 35 años de cárcel por el homicidio calificado de Molina Canto.

Finalmente, cabe destacar que la sentencia impuesta a Medina Sonda comenzará cuando termine la condena de 12 años y seis meses que purga en el Centro de Reinserción Social de Tabasco (Creset).

Desde 2015, Medina Sonda está recluido en el Creset y posteriormente fue sentenciado a 12.5 años de prisión, por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, es decir, lavado de dinero.

Tras su detención, fue acusado a lavado de dinero en la administración del ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo y su ex secretario de Finanzas, José Manuel Sáiz Pineda.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *