//empieza aki //hasta aki

¿Alito Moreno tendrá en Yucatán la misma mano dura con el senador JC Ramírez Marín y sus huestes?

¿O solo será, como dicen en mi pueblo, puro “pájaro nalgón”?

Por El Cazador Nocturno

El inicio del proceso de expulsión del diputado veracruzano Antonio García Reyes, marca un antecedente en el interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para respetar, sin distingo, los estatutos internos, el interés de todos los mexicanos y pone en la mira la actuación responsable de los diputados tricolores, estatales y federales, en todo el país.

Anteayer, martes 12, el diputado García Reyes fue el único de los priistas que votó a favor de las reformas a la Constitución de Veracruz, propuestas por la bancada de Morena en materia electoral, como la reducción de las prerrogativas de los partidos políticos, la reelección de los presidentes municipales y la eliminación de la consulta ciudadana que permite la revocación del mandato en el 2022.

Esta actuación viene a colación en la política local, pues en el Congreso de Yucatán ya se discute otra iniciativa más de endeudamiento al estado y, por lo visto, el senador Jorge Carlos Ramírez Marín y sus huestes conformada por los diputados locales priistas Luis Borjas Romero, Enrique Castillo Ruz, Warnel May Escobar, Mirthea Arjona Martín, Janice Escobedo Salazar y Lila Frías Castillo, quienes serían el fiel de la balanza para que el nuevo endeudamiento se apruebe.

Comentan que, mientras esto pasa, el “senador abejorro” ya comenzó a adjudicar a sus amigos constructores obras en diversos municipios del estado. Bueno, eso es lo que dicen…

La actuación del diputado veracruzano generó reacciones inmediatas por parte de la dirigencia nacional que encabeza Alejandro Moreno Cárdenas y la dirigencia estatal en manos de Marlon Ramírez Marín, quienes reprobaron la conducta política de García Reyes.

“El PRI debe estar comprometido con las causas de México, por ello mi rechazo total a esta conducta que traiciona a los veracruzanos, afecta al sistema de partidos y daña al PRI, y a sus militantes”, publicó en su cuenta de Tuíter, @alitomorenoc, Alejandro Moreno.

El proceso de expulsión fue iniciado por el dirigente estatal veracruzano con los siguientes argumentos, publicados también en su cuenta de dicha red social, @Marlon_RamirezM: “Considerando lo sucedido hoy en el Congreso de Veracruz, y en acatamiento al artículo 61, fracciones I y VIII de nuestros Estatutos, he solicitado a la Comisión de Justicia Partidaria, inicie el proceso de expulsión del Diputado Local Antonio García Reyes”.

Como antecedente, García Reyes llegó a la curul derivado del asesinato de Juan Carlos Molina Palacios, caso que sigue sin resolverse.
Que conste.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.