Los millones para el próximo año…

LA VISIÓN DE CARONTE

Por Miguel II Hernández Madero

El Gobierno del Estado tendrá un regalo por parte de los ciudadanos yucatecos de casi 70 millones de pesos, producto del cambio de placas vehiculares, bajo el argumento de una “actualización del padrón”, pero que visto más detenidamente es un impuesto que le permitirá a la Administración estatal ejercer recursos extraordinarios, además de los asignados por la Federación y los recaudados por los impuestos estatales y demás aranceles.

En suma, tenemos enfrente un panorama que nos lleva a pagar más el próximo año, mientras el desempleo va en aumento, la pobreza no disminuye, los salarios siguen bajos y hay desplome en diversos sectores económicos de la entidad.

Pero para la administración Vila eso no es problema. Inmersos en un panorama diferente a la realidad que viven la mayoría de los yucatecos, seguimos leyendo y escuchando que Yucatán es un polo de desarrollo, considerado entre los mejores destinos turísticos, la entidad más segura, con menor desempleo y el mejor gobernador, como lo proclaman mes a mes.

Y eso sería maravillo…, de no ser porque los datos de la Cámara de la Industria Hotelera señalan que ha habido una disminución del seis por ciento en la ocupación y derrama económica, tenemos escasos movimiento y desarrollo laboral; hasta ahora todo se ha ido en anuncios felices, perspectivas a largo plazo, pero que en realidad no se han concretado.

Además, el estado se encuentra endeudado desde hace dos sexenios, por los préstamos contratados por la entonces gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, aumentados por sucesor Rolando Zapata Bello y con la estocada dada por Mauricio Vila con su plan de un Yucatán seguro, que lo incrementó en más de cinco mil millones de pesos (sumando los intereses a pagar).

Entonces tenemos un estado pobre y endeudado, al que aun así se le exprimirá más dinero, de la manera que sea, total, el pueblo aguanta y volverá a creer en los discursos bonitos y sonrisas fáciles del próximo proceso electoral.

Ojalá en las próximas elecciones los ciudadanos se den cuenta del verdadero poder el voto y lo razonen, en vez de dejarse llevar por las promesas de quienes aprovechan el desencanto y la desesperación.

Hasta la próxima…

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *