Zona de los portales concurrida por las compras navideñas

Progreso.- Uno de los lugares más emblemáticos y más tradicionales de nuestro puerto es la calle 27 x 78 y 80 donde se ubican la zona conocida como Los Portales que constituyen a base de los años en el lugar por tradición para realizar las compras, los mandados, el paso de la gente, para la plática amena, etc.

A través de los años esta área de nuestra ciudad ha sido muy útil dentro de lo que se comprende entre las actividades cotidianas, en donde al paso de los años han desfilado un sinnúmero de rostros, caras conocidas y las que no lo son, además de pintorescos personajes que han dejado su huella con la instalación de sus locales y negocios, en donde con el transcurrir del tiempo algunos han podido sobrevivir y otros no.

En cualquier época del año, esta zona nunca ha cerrado en su totalidad los servicios que refiere al público, así sea Navidad o Año Nuevo, siempre alguien encontrará algún local abierto en donde podrá satisfacer sus necesidades.
Con el correr de los años este lugar ha sufrido algunas modificaciones, pues donde se encontraban tiendas añejas como Casa Patrón, Supertienda, panadería Coral, éstas ya no existen; en cambio, han pasado a formar parte del lugar otros negocios de igual o mayor importancia como los ubicados y dedicados a venta de frutas, carnes frías, jugueterías expendios de pan dulce, entre otros.

Hoy por hoy este lugar atiende las necesidades más esenciales de las familias porteñas que salen para comprar su pan caliente, sus rebanadas de queso y jamón, sus frutas de temporada, algunos que deseen adquirir zapatos nuevos, otros que por cuestiones de salud acudan a la farmacia que ahí se encuentra, quienes deseen degustar una rica torta de cochinita y prefieran comprarse algún vestido que esté de moda.

La zona de los Portales es sin lugar a dudas uno de los sitios más visitados por los viajeros que llegan al puerto y uno de los orgullos y atractivos con los que cuentan las familias de Progreso a parte de su malecón y sus playas.
Este es lugar en donde en época específicas llegan los vendedores a ofertar sus productos como el caso de un 14 de febrero, época en la que se ve inundada de flores, al igual que en el mes de mayo dedicado a las madres porteñas, cuando es 30 de abril, los juguetes se ven por montones en sus alrededores al igual que días antes de la Navidad.

Cuando es temporada vacacional, ya sea de Semana Santa o durante los meses de julio y agosto, el lugar se viste de colores con los artículos que se venden como juguetes para la playa y trajes de baño. Cuando es fin de año, las calles se iluminan con las luces de colores de los foquitos y cascadas navideñas, además de un arsenal de juguetes y adornos para la época.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *