Un parque diferente, pero con la misma problemática

Dicen los del ayuntamiento de Umán que en el nombre se lleva la penitencia ¿será? Y es que nos referimos a la siguiente situación: el parque del Fraccionamiento Bosques de San Francisco, ubicado detrás de San Lorenzo en dicho municipio, se encuentra lóbrego como si de casualidad los empleados del ayuntamiento no trabajasen y no han dado su vuelta por el lugar y notar con sus propios ojos la cantidad de maleza que hay.

No solo se trata de algunas hierbas altas, ¡no! La cosa ya está exagerada: la gente ya no tiene lugar en donde recrearse pues la maleza a ocupado territorio en las bancas, aceras y sitios que normalmente usan las personas en los parques. Sobre todo, ahora en época de lluvias, los mosquitos y demás insectos sancudos/ponzoñosos buscan sitios en donde ocultarse, procrearse y crecer; la maleza alta es el hábitat favorito para los seres vivos antes mencionados, y sin exagerar, una que otra viborita (pero las de verdad, no las que trabajan en palacio municipal) sale de su escondite para buscar calor en los hogares de las familias.

Los afectados no son dos o tres personas, son familias enteras de más de setenta casas habitadas en Bosques de San Francisco. A decir de los habitantes del fraccionamiento, ya tiene meses y van para el año que los empleados de aseo urbano no se asoman ni para saludar, la verdad es que no se necesita entrevistar a nadie para saberlo, basta con observar cómo se encuentra el lugar. Han dicho que imitarán a otros umanenses y poco a poco entre ellos limpiarán su fraccionamiento, pero si lo hacen estarán esperando con los brazos abiertos al alcalde.

Con eso de que Freddy posteo en su cuenta de Facebook que renunciaría a la alcaldía de la ciudad de Umán si el gobierno federal no aumenta el apoyo. ¿Será que no le alcanzó para remodelar su casa? O ¿Quizá quería comprar un nuevo auto del año? Y es que el mandatario principal, alegó que lo que el gobierno de la república manda apenas alcanza para pagar la luz y otras necesidades. Como si limpiar los parques de Umán costara veinte millones de pesos, se supone que las herramientas y las manos las tiene el ayuntamiento. En serio que él y todos los alcaldes que no hacen nada y protestan no tiene ni cinco centavos de vergüenza.
La pregunta final es ¿en dónde está el nuevo director de atención ciudadana? No vaya a salir que como no se ha ido a reportar no puede hacer nada al respecto

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *