Un mar de gente inundó las playas de Progreso

Progreso.- Un mar de gente inundó las playas de Progreso al llegar el último domingo del mes en curso en medio de calurosa jornada que marcó el inicio del “puente” por las festividades del Carnaval local.

Se registró una excelente afluencia de visitantes a Progreso, Chicxulub, Chelem y Chuburná. Los visitantes disfrutaron la jornada con un fuerte calor de 35 grados a las 12 horas, con mucha venta de cerveza; inclusive, las empresas cerveceras instalaron dos tarimas para grupos musicales.

Desde temprana hora, los turistas abarrotaron las playas del malecón de la zona oriente y desde luego, el llamado Internacional recibió buen número de visitantes.

Elementos de la Policía Municipal Preventiva, de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y por el mar, el Remafe y la Semar.

De las playas de Chuburná Puerto a Uaymitún, 6 mil personas se concentraron; unas 70 mil en las costas de Progreso a Chicxulub, y las restantes a lo largo de la costa. La Policía Municipal de este puerto abrió un carril más para darle salida a los centenares de vehículos para el retorno a sus lugares de origen.

Fuentes policíacas dieron a conocer que la masiva afluencia de visitantes inició a las 10 horas, con la llegada de vehículos como automóviles particulares, de servicio público y autobuses de la ruta Mérida–Progreso.

Definitivamente este día fue uno de los más concurridos en lo que va del año, a poco más de un mes de que den inicio las vacaciones de primavera.

En las terminales, paseantes del interior del Estado llegaban con mochilas y neveras para disfrutar de la playa y el carnaval; el sol brilló en todo su esplendor; eran las 14 horas y la gente continuaba llegando a la costa.
La carretera Mérida-Progreso tenía una afluencia vehicular constante, en la que se observaron automóviles que llevaban más de 5 pasajeros.

Aunque desde la carretera se dieron muestras de que habría un gran número de visitantes, se veían caras de felicidad, sobre todo de los niños al jugar en la arena, meterse al mar después correr, al igual que los adolescentes que jugaron una “cascarita” playera.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *