Trabajadores del ayuntamiento de Umán: error tras error

Los empleados de las diversas instituciones del ayuntamiento de Umán todos los días cometen errores garrafales con el trabajo que les corresponde hacer. En esta ocasión, les presentamos el pequeño detalle que dejaron los empleados de SAPAMUY al hacer el intento de destapar un pozo pluvial, mismo que hemos denunciado constantemente en este espacio periodístico.

Sí, tenemos claro que dirán “con nada están contentos”, entre otras frases básicas de ciudadanos conformistas, pero a un alcalde y a su equipo, que se han encargado de llevar a la ruina las finanzas públicas de Umán, no hay que pasarles ni un solo error, sobre todo porque también han mal gastado dinero de los umanenses a diestra y siniestra y no han atendido las necesidades reales de la ciudad.

Este mega error, como punto número uno, pudo haber causado un accidente pues no es posible que, en medio de la carretera principal de Umán, hayan puesto unos conos viejos sin visibilidad sostenidos por varias rocas bastante grandes para cuidar la reparación de la reja del pozo pluvial, esto sin medir el riesgo de que algún conductor pudo haberse estampado, alguna moto taxi volteado, entre otros accidentes fuertes; ¿ha cuenta de qué? Y todo por la ineptitud de unos empleados del ayuntamiento.

Eso no es todo, únicamente había que limpiar el pozo y no romper la reja del mismo para después volver a pegar con algo de concreto, un trabajo tan sencillo lo convierten en algo muy difícil de hacer, y, además, poniendo en riesgo la integridad de los ciudadanos que transitan por aquel rumbo. Solo hacen que brille la falta de preparación que se tiene en el ayuntamiento para hacer la simple limpieza de un pozo, y eso, que dicha limpieza se había estado haciendo desde el viernes pasado.

Además de ello, la duda es ¿conos viejos? Se supone que el dinero se usa en cosas que se necesiten ¿no? Y quizá parezca algo sin sentido, pero si es necesario que se tengan las herramientas necesarias, sobre todo si se trata de trabajos que se realizan sobre una calle traficada, no es el rancho del alcalde o de “su hermano” donde no pasa gente y está en medio del monte.

Quizá cuando los empleados vean este artículo corriendo vayan a desmontar los finísimos señalamientos. Pero es importante que usted como ciudadano esté enterado de las burradas de los empleados de Ruz Guzmán, esto para que tenga las armas de exigir lo que como ciudadanos por derecho nos corresponde, y sobre todo porque pagamos impuestos.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *