Si tan solo hubiera más y mejores basureros en Umán las imágenes serían otras

En cualquier ciudad, cuando se hace un evento del “tamaño” de un carnaval, siempre se pone en riesgo la higiene del sitio, sobre todo si es en una zona céntrica; en Umán, el carnaval del fracaso además de ser adelantado a su tiempo, provocó indignación por muchas razones, aunque paleros digan lo contrario, entre esas razones está el montón de basura que se ha generado en los lugares públicos y la mala higiene que provocará por varios días.

Es verdad, ahí entra a juego la responsabilidad de la gente y sobre todo la conciencia de colocar la basura en su lugar, pero, ¿cómo se podrá tirar la basura en los lugares correspondientes si ni siquiera hay basureros suficientes y en buen estado? Y sí, esto también es responsabilidad del ayuntamiento, el arrojo de basura es inevitable, pero si tan solo existieran más y mejores basureros, éstas escenas serían menos dramáticas y el trabajo para los señores de aseo urbano sería menos.

No solo culpemos a los asistentes, pues las autoridades deben estar preparadas para este tipo de evento y todo lo que implica hacerlos. Los basureros oxidados del parque no sirven para nada, y si a esto le sumamos que estos botes están rotos y que algunos ya ni están en su sitio, entonces tenemos como resultado estas deplorables imágenes que dejan en el ojo de la crítica pública a Umán y más si pseudomedios tratan de guardar la imagen del ayuntamiento culpando a la gente, no señores, las cosas no son así.

Recordemos que, en estos temas de higiene pública, es un trabajo que se realiza en coordinación autoridades con sociedad, pero obvio las autoridades están obligadas a otorgarles los medios y recursos a la sociedad para que las calles se vean limpias, sobre todo después de un evento “tan demandante” como lo es el carnaval.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *