Se quiebra Enrique Ayora Sosa en el conflicto de los taxistas

El alcalde de Valladolid, Enrique Ayora Sosa, terminó por entregar el control del conflicto a los líderes de taxistas y a través de su cuenta de Facebook, manifestó su apoyo a quienes desde el viernes mantienen sitiado el Palacio Municipal y el Centro Histórico.

Lejos de buscar una solución política, Ayora Sosa culpó de la situación al Gobierno del Estado e ignoró el perjuicio a la sociedad vallisoletana.

A la sociedad Vallisoletana y a los yucatecos

Ya están por cumplirse 24 horas del cierre que está sufriendo nuestro Centro Histórico por la falta de voluntad del Gobierno del Estado y los Sindicatos de los taxistas para entablar un diálogo y llegar a acuerdos que permitan recuperar la paz y tranquilidad.

Lamento profundamente que el Gobernador, a pesar de profesar que “es el momento del interior del Estado en todos sus discursos” hasta este momento no dimensione la afectación que tienen la SEGUNDA CIUDAD MÁS IMPORTANTE DEL ESTADO.

Como alcalde y ciudadano, me uno a empresarios, turisteros, prestadores de servicios, artesanos y a todos los afectados con la exigencia de que esto se solucione a la brevedad posible y sin violencia.

Pedimos que funcionarios del Gobierno de Mauricio Vila vengan a Valladolid con las herramientas necesarias para resolver este problema.

No queremos funcionarios que solo sean correos de información, queremos funcionarios con capacidad de negociación y resolución.

Hoy los Vallisoletanos estamos inconformes por el cierre del Centro Histórico, pero más por la indiferencia del Gobierno del Estado para los habitantes de Valladolid.

El municipio no caerá en provocaciones y no actuaremos como se actuó el pasado 19 de enero en la ciudad de Mérida, porque nosotros sí preferimos el diálogo y apostamos por la Paz.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *