Salud de los yucatecos va de mal a peor: se dispara diabetes gestacional

Las condiciones de salud de los yucatecos van de mal a peor, debido a la negligente labor del gobernador Mauricio Vila Dosal, y en esta ocasión son las mujeres las más afectadas, específicamente, las embarazadas.

Es decir, la diabetes gestacional se dispara en Yucatán, pues tan sólo la semana pasada se registraron 33 casos, la cifra más alta en siete años, reveló la Secretaría de Salud federal.

Asimismo, se establece un récord histórico, pues a tres semanas epidemiológicas de concluir el año ya se registraron cerca de 150 casos confirmados en comparación con la incidencia registrada de 2013 a 2018.

En tan sólo una semana, en el Estado, el mal aumentó en 28 por ciento, e incluso, pasó del lugar 23 al 20 de la tabla nacional de incidencia, al desbancar a Nayarit, Oaxaca y Quintana Roo.

Hasta el momento, en el país ya se registraron 16 mil 39 casos de diabetes mellitus en el embarazo, con una disminución del 1.9 por ciento con respecto al mismo período del año pasado, cuando la suma fue de 16 mil 356.

Tan sólo la semana pasada se registraron 346 casos en la República Mexicana, de los cuales, 64 fueron de Nuevo León, 45 del Estado de México, 33 de Yucatán, y 24 de la Ciudad de México.

En el caso de Yucatán, en lo que va del año, ya son 151 los casos de diabetes gestacional, con un aumento del 37.3 por ciento con respecto al mismo período de 2018, cuando la cifra fue de 110.

Por ende, ya hay un nuevo récord histórico, ya que en 2018 fueron 119 las afectadas, mientras que en 2017 fueron 99, así como 60 en 2016; 47 en 2015; 41 en 2014, y 32 en 2013.

De acuerdo con la SS federal, es un tipo de diabetes que se presenta durante la gestación, esto significa que una mujer embarazada presenta niveles altos de glucosa en sangre.

Por lo pronto, se desconoce la causa exacta de por qué se presenta esta afección durante el embarazo, pero una de las hipótesis es que las hormonas que se producen durante esta etapa de la vida bloquean la acción de la insulina que es la hormona que ayuda a que el cuerpo pueda utilizar la glucosa como fuente de energía.

En la mayoría de los casos, la diabetes gestacional se presenta a la mitad del embarazo por lo que se realiza pruebas de tolerancia a la glucosa entre la semana 24 y 28 con el fin de detectar esta afección y pueden ser de dos tipos:

Prueba de tolerancia a la glucosa, cuando se ingiere una bebida azucarada y se verifica el nivel de glucosa una hora después de su consumo; puede realizarse en cualquier momento del día y si el resultado es elevado es posible que se realice una prueba oral de tolerancia a la glucosa.

Prueba oral de tolerancia a la glucosa, que se aplica después de 8 horas de ayuno se verifica el nivel de glucosa en sangre, se beberá una bebida azucarada y se verificarán los niveles de glucosa una, dos y en algunos casos tres horas después.

Las mujeres con antecedentes familiares de diabetes mellitus tipo 2, de más de 35 años de edad y obesidad, presentan un riesgo de hasta 45 por ciento de desarrollar la enfermedad.

Asimismo, el padecer hipertensión arterial, el aumentar excesivamente de peso durante el embarazo y el presentar síndrome de ovario poliquístico.

Una mujer con este tipo de diabetes tiene un mayor riesgo de presentar un aborto, de que el bebé presente malformaciones congénitas, restricción del crecimiento intrauterino y crecimiento excesivo del bebé.

El tratamiento incluye una dieta baja en carbohidratos, practicar ejercicio y llevar a cabo el monitoreo de glucosa.

Finalmente, la SS federal recomendó que antes de embarazarse se debe acudir a consulta para evaluar potenciales de riesgo, ya que una persona con sobrepeso debe perder un 10 por ciento de su masa corporal antes de iniciar la gestación.

Asimismo, es indispensable que después del embarazo se realicen nuevas pruebas de sangre para determinar si la diabetes desapareció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *