Recorte presupuestal de Conagua, impedirá desarrollo de proyecto en Yucatán

El recorte presupuestal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de cerca de 3.8 mil millones de pesos, limitará el desarrollo de diversos proyectos en el país, y en el caso de Yucatán está el inventario de humedales, reconoció la titular del ramo, Blanca Jiménez Cisneros.

Abundó que el presupuesto asignado para este año era de 22 mil 985.3 millones de pesos.

Sin embargo, ante las secuelas del nuevo coronavirus Covid-19, hubo un recorte presupuestal, por lo que su techo financiero es de 19 mil 115.44 millones de pesos.

La recaudación anual oscila en 21 mil 614.9 millones de pesos y la meta para 2020 era de 22 mil 99 millones de pesos.

Pero, ante la presencia del coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19, y se prevé una reducción del siete por ciento, y sólo captaría cerca de 20 mil millones de pesos.

En la videoconferencia Gestión integral del Agua”, la directora general de Conagua, garantizó que la construcción y puesta en funcionamiento del Tren Maya sería amigable al medio ambiente y al manto freático.

Abundó que no provocaría un daño al manto freático, aunque de todos modos, están en espera de los estudios o Manifiestos de Impacto Ambiental (MIA) que ya fueron concluidos.

Señaló que Conagua trabaja de manera coordinada con el Fondo Nacional de Fomento Turístico (Fonatur), específicamente con el Tren Maya, abarcando Campeche, Chiapas, Quintana Roo y Yucatán.

En cuanto al impacto de las granjas porcícolas de Yucatán, aseveró que están bajo constante inspección y vigilancia, para evitar algún posible daño al acuífero.

Indicó que hasta el momento todo está en orden, y garantizó que “si hay algún problema o daño, habrían sanciones y clausuras”, contra aquellas empresas que no respeten las leyes.

Mencionó que de 2012 a la fecha ya han efectuado 95 visitas, y han aplicado sanciones, aunque no proporcionó detalles al respecto.

Recomendó la pronta creación de una Procuraduría Ambiental así como una Ley de Aguas, pues “es necesario”.

Enfatizó que continúan las labores de protección al área de acuíferos, y en torno al inventario de humedales, dijo que son pocos los recursos con que cuentan.

Reconoció los beneficios que dejó a su paso la tormenta tropical Cristóbal, al recargar el manto freático pero a las características propias del suelo, prevalecen las inundaciones.

En la conferencia de prensa virtual expresó a que el terreno de Yucatán es plano, resulta difícil efectuar labores de desagüe en las zonas inundadas.

La funcionaria añadió que “la sequía cuesta 10 veces más que las inundaciones”, y antes del impacto de Cristóbal, un par de ondas tropicales aplacaron la problemática de la Península.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *