¿Qué pasó? ¿A Freddy Ruz no le alcanzó para pagar la luz?

Bien ridículos se ven ahora los regidores y funcionarios públicos umanenses que apoyaron que aprobaron la remodelación del callejón romántico, se supone que si lo remodelaron fue para darle vista, que sea un paso decente para la gente, entre otros supuestos beneficios que gritaron a los cuatro vientos, pero ¿no les alcanzó para la luz de todos los días? Hoy en día, apenas dan las 8:00 p.m aproximadamente este callejón se encuentra solo y oscuro, o ¿será que por la lluvia apagan la luz?

Sin duda, este tipo de acciones sólo sacan a la verdad pública que estas obras son hechas nada más para engañar a la gente y obviamente para desviar recursos o ¿para qué más sería? Para empezar, a varias semanas de haberse inaugurado dicha obra aún no se coloca, y al parecer ni se colocará, el cartel oficial de anuncio a la sociedad sobre los gastos que se generaron con esta obra, a cuanta gente beneficiará y por qué se hizo, tal y como la Ley lo indica. Tienen la cara de mensos, pero de eso no tienen ni un pelo, ¿sabe usted por qué no cumplen con la Ley y con su obligación de transparentar e informar? Sencillo, porque no quieren que la gente se entere que esa obra no costó lo que seguramente Freddy dijo en su informe, quizá gran parte de esos recursos públicos los haya gastado en su campaña para consejero estatal o habrá hecho un guardadito por si un día de estos le cae todo el peso de la ley. Como nunca informan de nada y cuando lo hacen no son veraces, pues uno piensa mal.

Freddy Ruz, José Manuel Garrido, Mardoqueo Uicab, Gonzalo “Chalín” Canché y demás regidores y funcionarios, que vayan y engañen a los más viejos de sus hogares, los umanenses gritaron a las mil voces que no querían la remodelación del callejón romántico, que preferían la reparación de las calles y que se lleve energía eléctrica a aquellos lugares en donde está en pésimas condiciones. En fin, que se hagan las obras públicas que se hicieron en rancho del cuñado de Freddy, que la realidad es que no es del cuñado sino de Freddy: ese lugar cuenta con calle pavimentada y sin baches, agua potable, alumbrado público y hasta vigilancia policiaca las 24 horas del día los 7 días de la semana. La gente de Umán no son las cinco personas que entrevistaron en el parque por un medio de comunicación digital, ese dinero es de los umanenses y se debió de hacer lo que la mayoría necesita.

De nada sirvió invertir en foquitos para que colgaran si no van a estar encendidos, y si se quemaron ¡vaya calidad de aparatos que compras Freddy! No debemos de pasar ni un solo error en ese callejón, al menos en esta administración o lo que queda de ella, puesto que se invirtió y malgasto recurso del pueblo, por lo tanto, todo debe estar perfecto, con luz toda la noche así truene o relampaguee, limpio y sin charcos y, sobre todo, al menos parar al más viejo de los policías municipales para que desquite el sueldo y se medio vea que hay vigilancia. Y eso que es el mero centro de la ciudad, ¿¡imagínese como está el interior del municipio!?

El hubiera no existe, lo que se hizo ya ni modo, ahora a nosotros los umanenses nos toca exigir y hacer que cada peso invertido sea aprovechado como debe de ser. Y sí, los regidores prefirieron aprobar esta obra inútil, como ellos, a tomarse la molestia de averiguar cómo se encuentra el resto de la ciudad y así hacer cosas mejores. Ni aquel poch candidato y traicionero hizo lo que debió, pero como dicen, la culpa no es del indio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *