Propuesta para evitar más endeudamientos al estado de Yucatán

PROPUESTA PARA EVITAR MÁS ENDEUDAMIENTOS AL ESTADO DE YUCATÁN

Con fecha 21 de abril de 2020 el Congreso del estado recibió del gobierno de Mauricio Vila el documento titulado “Iniciativa de Decreto por el que se autoriza al Poder Ejecutivo del Estado de Yucatán contratar uno o más empréstitos que se destinarán a inversiones públicas productivas para la reactivación económica del estado en los ejercicios fiscales 2020-2021”. Se trata de una abierta solicitud, ya no tan disfrazada como en otras ocasiones, de más deuda. Es una petición de autorización para endeudar al estado de Yucatán hasta por la cantidad de $1,728,000,000 (mil setecientos veintiocho millones de pesos) con el pretexto de la crisis económica provocada por la pandemia de Coronavirus.

Esta deuda se pagaría, de acuerdo a lo que propone el gobierno panista, con recursos que le corresponden al estado del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (hasta un 25% de ese dinero se usaría para pagar la deuda). Es decir, se emplearía dinero que envía el Gobierno federal. El pago del empréstito se pretende hacer en un plazo de veinte años o más, que abarcan mucho después de la administración de Vila. O sea se dejaría con el pago de la deuda a los siguientes tres gobiernos estatales (tres sexenios), por lo menos, lo que va a afectar las futuras finanzas y pondría a Yucatán en una situación delicada si volviera a presentarse una contingencia económica o de salud.

Si se aprueba en el Congreso local, la deuda se destinaría a inversión pública productiva, algo que ya ha sido cuestionado en el sentido de que muchos contratos de obras y el dinero público que se destina a ellas no tienen un manejo claro y se tiende por parte de los gobiernos a favorecer a personas cercanas al gobernante en turno, como pago de favores o usando el erario para negocios privados.

Ya en julio de 2019 se aprobó de manera vergonzosa y lamentable por parte de los diputados y diputadas en el congreso local, con honrosas excepciones, el endeudamiento para el programa “Yucatán seguro”. Más tarde, en diciembre de ese mismo año, diputados y diputadas, de nuevo con algunas excepciones, votaron a favor de un paquete fiscal del gobernador Vila que incluía más impuestos para la población yucateca. Otro endeudamiento más fue aprobado con el voto en contra de una diputada de morena en marzo de 2020. Si se aprobara esta nueva “Iniciativa de decreto” presentada en el pasado mes de abril, sería el tercer endeudamiento del gobierno panista que votarían a favor diputados y diputadas en menos de un año.

En morena Yucatán hemos cuestionado y señalado que no se deben comprometer las finanzas de un estado para solicitar endeudamientos. Nuestro planteamiento, o contrapropuesta a lo que quiere el gobierno de Vila, es el siguiente:

1.- Que ya no se presenten por parte del Poder Ejecutivo estatal más iniciativas para contratar más deuda. El gobierno requiere de habilidad y conocimiento real de la situación de la población yucateca para poder atender y solucionar los problemas del estado y no puede ser que la única salida para gobernar según el actual régimen panista sea pedir que se autorice más deuda. Es deplorable que tengamos un gobierno así.

2.- Que se contemple en el destino de los recursos públicos estatales como rubro de fundamental importancia la inversión en ciencia y tecnología. La inversión en obra pública es positiva si se van a atender en verdad las necesidades de la gente, pero que se base sólo en endeudamiento pone en peligro la economía del estado. Hay riesgo de corrupción si no se vigila el manejo de los recursos para obra pública. La inversión en ciencia y tecnología preparará a Yucatán para afrontar mejor el futuro.

3.- Que cuanto antes el gobernador Vila firme los convenios necesarios con el objetivo de que entre en funcionamiento el INSABI (Instituto de Salud para el Bienestar) en nuestro estado. Parece más un berrinche o una cuestión de tipo político enfocada a golpear al Presidente de la República que un conjunto de gobernadores del PAN, entre ellos el de Yucatán, no hayan firmado el acuerdo del INSABI ni entendido la importancia de este nuevo esquema de salud en beneficio de la población y quieran seguir manteniendo los ya fallidos modos del que fuera “Seguro popular”.

4.- Que se revisen los recursos que se destinan a la administración pública estatal para que puedan con base a ello y sin afectar el buen funcionamiento del gobierno, aplicarse las medidas de austeridad republicana necesarias: reducción de los salarios de los altos funcionarios, combate a la corrupción, revisión de las empresas locales que no pagan impuestos o no pagan lo que deberían, eliminación de gastos innecesarios. Con esto se puede ahorrar lo suficiente para no tener que estar contratando más deuda y que haya dinero necesario destinado a atender a los yucatecos y las yucatecas.

5.- En el caso de morena Yucatán, exigimos a los cuatro integrantes de la bancada, Fátima Perera Salazar, Leticia Euán Mis, Luis Loeza Pacheco y Miguel Candila Noh, que no voten a favor de más endeudamientos, que presenten iniciativas a favor de la austeridad republicana en el gobierno estatal y que hagan respetar las acciones del gobierno federal y salgan en su legítima defensa cuando se le ataque por parte de integrantes de otras bancadas. En lo general, se debería exigir por parte de toda la ciudadanía que no haya más endeudamiento para el estado y esta exigencia debe llegar a todos y cada uno de los diputados, no sólo a los de morena.

Morena Yucatán

Comité Ejecutivo Estatal

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *