Progreseño pide apoyo a la ciudadanía

Progreso.- Al suspender todas las obras en el malecón me quedé sin trabajo, ahora sin domicilio fijo y pues me dedico a vender los caracolitos como adornos para poder subsistir en este duro trance que generó la pandemia del coronavirus (COVID-19), expresó Sergio Orlando González Cimá, de 46 años que se encuentra todos los días sobre la calle 80 x 25 centro, al tratar de vender las piezas y ganarse honradamente unos pesos para comer.

Antes de que decretara la contingencia por el Covid 19, trabajaba de obrero en una construcción en el malecón, ya sea como ayudante de albañil, carpintero, fierrero, haciendo de “mil usos”.

Ante este momento amargo, solicita el apoyo de las almas caritativas de este puerto, al quedarse sin sustento, pues no tiene trabajo y no tener donde dormir, está en una situación complicada, en el lugar donde realiza sus manualidades no tiene teléfono celular pues lo que es difícil que se comunique con algún familiar.

Los caracolitos me los regala una amiga, después de sacar las chivitas, las arregló, limpio y las blanqueo, para que se conviertan en atractivos llaveros, adornos, en fin, todo de manera honrada, sin lastimar a nadie, indicó.

Dijo que toda ayuda es bienvenida y su horario en este punto es de 8:00 hasta a las 15 :00 horas, todos los días buscando el pan para comer.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *