Priistas que abandonaron a Umán y ahora quieren colocarse la camiseta de súper héroes

No, no huele a muerto, solo se nos atravesaron los tricolores. El PRI de Umán, un poco más de lo mismo.

Por El Cazador Nocturno i

Después de sus dos derrotas consecutivas, la primera orquestada, aparentemente, por Enrique “Castío” con el voto de traición a su propio hermanito y la segunda por la división bajo el mando del senador Jorge Carlos Ramírez Marín, junto con el doctor Jaime Durán, ocasionaron la debacle del partido tricolor umanense y se llevaron entre las patas a Rosana Fuentes, abandonando a su suerte a Patricia Nah, quien fuera candidata a la alcaldía de Umán en las elecciones del 2018. De esta forma el PRI terminó enqueridandose con Freddy, pero con la fachada del Partido Verde.

Enrique Castillo Ruz, quien ya ha sido alcalde de Umán, pretende de nuevo jugar para este puesto. Esto nos lleva a pensar que “Quique” no acepta que ya está dando el viejazo y que aun teniendo muchos familiares trabajando para el gobierno del estado en esta administración y conquistando muchas dependencias con su gente, en el gobierno de Zapata Bello, quiere seguir mamando de la ubre pública y seguir de x’maoficio. Aunque durante muchos años ha sido servidor público, “Quique Castío” no ha hecho nada por la ciudad, menos ahora que es diputado local y mucho menos cuando fue diputado federal. Lo peor es que está arrollando su cola y se está aliando con Freddy Ruz Guzmán y otras panistas para lograr de nuevo sus fechorías. Umanense, ¿qué ha hecho Castillo Ruz por la ciudad? Tuvo la oportunidad en su administración para trabajar en pro de su municipio, pero se dedicó a enriquecer sus propios bolsillos y de sus achichincles.

Ahora que tiene el poder “Quique Castío ” para alzar la voz en contra de Freddy y las malas jugadas que han llevado casi casi a la ruina a Umán, decide aliarse con él. Esto nos da a entender que nunca tuvo ni tendrá convicción con el pueblo y que lo único que le interesa es seguir haciéndose del dinero público. ¿Será que “Caciquique Castillo” quiera más lana? Que los umanenses sepamos, su familia vive bien, sus hijos estudian en buenas escuelas, los retoños no visten cualquier marca de ropa, ni compran en cualquier súper. De hecho, creo que ya ni viven en Umán.
Eso no es todo, la dinastía Castillo trae de herencia alimentarse de las arcas públicas. Recordemos que cuando Patricia Nah Magaña fue candidata del tricolor para la alcaldía de esta ciudad, de lo cual hablaremos más adelante, el coordinador de su campaña fue José “Chepo” Castillo Ruz, quien desde su puesto operó todos los movimientos y, de pura casualidad, pierde Paty, pero su hermano gana la diputación. Un poco rara la jugada ¿no? Cabe mencionar que los hermanos, ambos, han sido ediles de la ciudad y ninguno hizo nada, pero nada bueno. Los “Castío” no dan un paso sin sacar provecho, así que usted se imaginará todo lo que han cosechado de la parcela pública, tal jabalíes robando el sembrado de la milpa.

El virus del Covid-19, trajo mucho, pero mucho chupa sangre. Sobre todo esos que se andan abanderando ya de verde, blanco y rojo, como es el caso de Julián “Toro” Pech, quien poco a poco va asomando la cabeza, literalmente como vaca en el corral, para que alguien le tire un poco de pasto, incluso en sus redes sociales se anda movilizando, ya hasta hace “Give Away” de muebles rústicos, como todo un chavo ruco, soltando todo el tufo a suspirante del PRI, aunque según él nadie se ha dado cuenta, ¡pobrecito! “Ta bien” Toro, sigue chambeando muebles, en una de esas te vuelves el distribuidor oficial en la próxima administración municipal.

William Quintal López, mejor conocido como “Willy”, el mismísimo ex alcalde de Umán. Aquel que dejó una buena deuda de varios milloncitos de pesos con SEDESOL. El mismo que se vio envuelto en pleitos maritales, el que tampoco hizo mucho, pero se jactó en decir que trabajó un montón, ese señor empresario, quiere ser nuevamente candidato para la alcaldía. Sin embargo, con eso de la equidad e igualdad de género, y quizá para tapar sus culpas del pasado, se presume que Willy Quintal, aparentemente, quiere colocar a su mujer para contender la candidatura a la alcaldía de Umán. De hecho, ese rumor suena muy fuerte, incluso, sus achichincles ya andan tirando anzuelos para ver que pez cae y así dar el zarpazo de tigre y atacar. ¿No se da cuenta que en Umán a duras penas logró simpatizar con la gente? Era algo así como un Freddy Ruz en potencia, solo que Quintal hacia sus tranzas más discretas.

Otro fuerte suspirante, que pasó de funcionario público a diputado federal, es el mismísimo y mejor conocido como Memo Canul. Se habla que quiere retomar el poder en el municipio con más fuerza que nunca y que quiere hacer a un lado a los dinosaurios del partido, para así luchar por la alcaldía de la ciudad. Amenaza con venir fuerte y hacer a un lado a todo aquel que se le ponga en el camino. Aunque sea la misma cara, él hará de cuenta que es un priista fresco y con ideas nuevas. Habría que ver que es lo que quiere hacer este personaje, aunque no se necesita ser vidente para vaticinar que Memo únicamente quiere seguir en los puestos públicos. Total, ya vio que ahí hay lana fácil, si un umanense lo hace, porque otro no.

Para finalizar, tenemos a la especialista, literalmente, en muertos, la mismísima “palabra de mujer”: doña Patricia Nah Magaña. Ella dice que quisiera volver a jugar como candidata a la alcaldía de Umán. Bueno, alguien que le explique a la señora que si no tuvo los ovarios para pelear su puesto cuando se lo robó Ruz Guzmán, ya estando aliado con sus propios colegas priistas, entonces, no los tendrá cuando la misma gente de Umán la “abuchee” por dejarse pisotear. Doña Paty, un favor le estamos haciendo: usted ya no está para esto de la política. Mejor que se ponga las pilas en su funeraria, ayude a los viejitos en la iglesia, algo que le haga sentir bien, el PRI ya no le quiere. Y sí en un remoto caso se le vuelve a presentar la oportunidad, elija bien a sus operadores generales de campaña y porfa, que le diga a su hija que no ande haciendo escándalos, porque eso de que Yolandita sea medio prepotente, no le ayudó mucho que digamos.

En fin. Aquí están algunos recordatorios para los ya fríos priistas umanenses. Ninguno de los ya mencionados personajes ha intentado salvar la ciudad de los destrozos que Freddy Ruz y su equipo han causado en la ciudad, y como los zopilotes andan volando tras las sobras podridas que dejará la actual administración, ahora sí se quieren poner la capa de super héroes y quedar como los buenos del cuento, cuando ninguno de ellos ha alzado la voz contra Ruz Guzmán, hasta hacen alianza con él, ¿verdad Quique? Pero como están acostumbrados a las sobras, con chance y seguirán carroñando el “xix”. Por cierto, a los actuales regidores priistas, no vale la pena mencionarlos, pues únicamente han dedicado su vida política a ser damas de compañía del actual alcalde y unos verdaderos chupatrusas. ¡PRI Umán, a descansar por favor!

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *