Pretextos y capotazos en la comparecencia de Sauri Vivas ante el Congreso

Con pretextos, “capotazos” y verdades a medias ciento, el secretario de Salud de Yucatán (SSY), Mauricio Sauri Vivas, compareció ante los diputados del Congreso del Estado, cuya mayoría mostró su inconformidad ante la actitud del funcionario.

Las contradicciones estuvieron al orden del día, y la que más destacó fue al afirmar que ante el impacto del Covid-19, “el Estado se encuentra en una fase de estabilidad alta”, a pesar del acelerado crecimiento de la mortal enfermedad.

Asimismo, estableció que el incremento del número de casos así como de defunciones “era el esperado”, tras el establecimiento de la Ola 1 de Reapertura Económica del Estado.

Durante su comparecencia ante diputados locales, el funcionario aseveró que con la “ley seca” y la suspensión temporal de actividades ha disminuido la violencia intrafamiliar así como los accidentes de tránsito y del ingreso de lesionados por hechos de tránsito y por consumo de alcohol.

Incluso, el número de suicidios disminuyó en 20 por ciento con respecto al mismo período del año pasado.

“La pandemia llegó para quedarse y es difícil decir cuándo va a terminar”, expresó al desconocer los resultados de las proyecciones matemáticas sobre el pico de la enfermedad y la conclusión del impacto de la patología, pero “lo que sí se sabe es que es una enfermedad altamente contagiosa”.

Tras la aparición del Covid-19 en la entidad, desde hace 4.4 meses, el personal de salud laboran sin descanso, motivo por el cual “están cansados, llevan varios días trabajando y todos están preocupados en la recuperación de los pacientes Covid, para que estos regresen a sus casas”.

Garantizó que el personal de salud continuará en los hospitales para la atención de las personas afectadas por el coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19.

También enfatizó que “Yucatán tiene la capacidad de atención a quien lo solicite”, pero para cortar la cadena de transmisión se requiere de la participación de los yucatecos, al hacer caso a las recomendaciones.

La comparecencia del funcionario inició en los primeros minutos de las 11 horas, y en tres ocasiones se perdió la conexión o se tuvo problemas con los participantes. La duración de la sesión fue de cerca de cinco horas.

Sauri Vivas respondió la lluvia de preguntas formuladas por los legisladores, relacionadas con la mortal enfermedad infecciosa de rápida propagación.

Ante el comportamiento de la pandemia en Yucatán, ya se invirtió cerca de 373 millones, del empréstito de 500 millones de pesos asignado al Gobierno del Estado, distribuido en la adquisición de equipo y compra de material, así como para la activación de los hospitales auxiliares entre otros gastos.

En cuanto al aumento acelerado del índice de morbilidad y mortalidad, remarcó que “estamos en un período de estabilidad alta”.

Tanto diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como del de la Revolución Democrática (PRD) cuestionaron sobre las personas fallecidas en la calle por causa del Covid-19, a lo que respondió que “se desconoce que fueran pacientes infectados” por la mortal enfermedad.

Las diputadas de Movimiento Ciudadano expresaron que con el establecimiento de la “ley seca” se registra un aumento de la violencia intrafamiliar así como de muertes por consumo de alcohol adulterado, pero Sauri Vivas refutó tales versiones, y enfatizó que “el clandestinaje es un delito”.
En la comparecencia en línea también participaron los representantes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) y en el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy), además del subdirector de Salud Pública de la SSY, Carlos Isaac Hernández Fuentes.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.