¿Por qué nunca está en su oficina el alcalde de Umán?

El alcalde de Umán y consejero panista, Freddy Ruz Guzmán, de los siete días de la semana quizá uno o dos haga presencia en palacio municipal, los demás los tiene bien ocupados en sus múltiples compromisos, personales por supuesto, porque políticos y/o de trabajo, dado sus nulos resultados, no lo creo.

La realidad es que no nos importa lo que haga o deje de hacer en su vida personal, el detalle está en que él quiso ser alcalde. Si convenció o compró a la gente para ganar su voto a estas alturas es lo de menos, lo cierto es que hizo muchas promesas de campaña, promesas que al día de hoy se consolidan en solo simples mentiras. No se le ve ni de broma en su oficina remodelada por él mismo, que por cierto a los umanenses nos costó millones de pesos. A los eventos oficiales manda a su mayocol de palacio, ya ni en el carnaval se le miró más que una sola vez en la coronación.

Tiene demasiadas cosas por hacer que no le da tiempo para ser alcalde, salvo cuando hacen de su conocimiento que algún servidor público del ejecutivo estatal visitará el municipio, aunque últimamente le ha estado valiendo cacahuate todo, total dinero ya tiene y por él a Umán y a los umanenses que se los lleve el diablo.

Eso sí, para hacer “relaciones públicas” para asegurar su permanencia como “servidor público” si tiene mucho tiempo, pues, en pleno faroleo, hasta subió unas imágenes a su muro de Facebook en las cuales presume compartir un pastel con la alcaldesa de Celestún. Ojalá las personas que llevaron a este señor al poder les haya tocado un pedacito del pastel cómo premio de consolación. A lo mejor Freddy haya ido a ver como compra un poquito de mar para poner en Umán, ya que desde que él es alcalde se ha nombrado con mayor frecuencia a nuestro municipio con el sobrenombre de “Puerto Seco” y como según él, Umán merece mucho más, entonces fue a dejar “sincho” el negocio con la alcaldesa de ese lugar.

Lo que sea, mejor que se ponga a trabajar, pero a trabajar bien, que deje de estar de divo paseando y paseando y descuidando la ciudad. Freddy está de espaldas y Umán en robos, inseguridad, infraestructura para llorar, tarifas altas en servicios pésimos, choques por mala señalética y miles de problemas más.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *