Poca afluencia turística

Progreso.- Apenas unas treinta pasajeros del crucero Crystal Serenity permanecieron en Progreso, al arribar el buque a las 7 de la mañana de este miércoles.

El barco de recreo llegó desde Miami, Florida y permaneció hasta las 17:00 horas, tiempo en que dirigió su rumbo hacia la isla de Cozumel.

La nave trajo un total de 339 pasajeros y 400 tripulantes, en su mayoría fueron de origen europeo, entre franceses y canadienses; los pocos que se quedaron en la ciudad, disfrutaron de un clima soleado de 26 grados centígrados, disfrutaron de la playa, donde comieron bajo la sombra de las palapas y pasearon por los alrededores de la ciudad en busca de artesanías y frutas, principalmente.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.