Pescadores ribereños viven difícil situación económica

Progreso.- Debido a que sus gastos económicos son muchos y sus ganancias escasas, pescadores ribereños locales han recortado sus actividades diarias pues los recursos con los que cuentan son muy pocos.

Los marinos señalan que son insuficientes los recursos económicos con los que cuentan para comprar gasolina y demás utilidades por lo que pasan serios apuros para comercializar su producto pues por cuestiones de la contingencia sanitaria aún está restringida la zona de playa, lugar y centro de sus labores.

José Azueta conocido como “Abuelote” indicó que para hacerse a la mar tiene, al menos, un gasto de unos mil doscientos pesos principalmente en combustible, hielo, carnada, artes de pesca y alimentos, en cada alijo viajan de dos a tres pescadores, con lo que los gastos aumentan porque hay que pagarle a cada uno.

Desde hace unos meses está cerrado el acceso a la playa por lo que pasamos apuros para vender el producto principalmente boquinete, rubia chac chí.

A parte de que casi no hay clientes, los comerciantes de pescado tampoco están comprando porque no tienen clientela, como los del mercado, y los pacotilleros que lo compran pagan barato el kilo o lo mal pagan.

Apenas y nos alcanza para costear cada viaje que lleva gastos de operación de la lancha, y cada viaje representa un problema porque no hay las ganancias esperadas pues las familias del puerto pasan por problemas económicos y desempleo, de modo que pocos son los que están consumiendo pescado, advirtió.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.