Perros callejeros: un problema serio en Umán

Por Juan Sonoro M

Es muy común ver en las calles de todo el municipio de Umán jaurías de perros callejeros dominando las aceras, poniendo en riesgo a los peatones o personas que andan en bici o motocicleta, y quienes sin decir más se lanzan al ataque y muchas veces logran morder a las personas.

En esta ocasión, un joven iba caminando por una calle del Fraccionamiento Brisas de Umán cuando, por el simple hecho de estar sobre la acera y de pasar al lado de un perro, este lo atacó mordiéndole la pantorrilla clavándole los colmillos provocándole una herida relativamente grande. Después del ataque el joven indagó con los vecinos para ver si alguien era el dueño del canino, obviamente al ver la gravedad del asunto, todos los vecinos se hacían a los que no conocían al perro y se pasaban la bolita.

Luego de un rato, una mujer enseñó al joven un papel en donde estaba la dirección de su domicilio, nombre y datos del perro, dicho papel era el comprobante de que el animal estaba vacunado en contra de la rabia, aun así, la señora asegura no ser la dueña del perro. Por su cuenta, el afectado acudió al médico, éste le dio indicaciones exactas, entre ellas monitorear al animal durante diez días por efectos de salud.

La situación es delicada, aunque no parezca. Se supone que uno de los objetivos de hacer la veterinaria municipal era para hacer relación con ciertos hogares de adopción y así reducir la cantidad de perros callejeros que ataquen a la gente y, además, pueden ser a veces transmisores de enfermedades, directa o indirectamente.

Freddy Ruz Guzmán, tu destacada veterinaria municipal y tus estrategias, disque en pro de los animales en situación de calle, sirven para un carajo, pues en lugar que los problemas con los caninos callejeros disminuyan, todos los días parece aumentar la población de jaurías. Este problema no sólo es en el interior del municipio, incluso, en pleno centro de la ciudad se puede observar varios perritos merodeando por la calle, algunos de ellos ferales y territoriales, al final del día animales que no entienden de razones, algo así como el alcalde y su equipo.

Afortunadamente, el afectado tuvo manera de ver la herida de forma inmediata y hasta ahora no se torna de mucha gravedad la situación, pero el problema está cuando los perros atacan a niños, ancianos o personas sin manera de acceder a atención médica de inmediata.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *