“Osito” regresó a su hogar

Progreso.- Después que estuviera “perdido” por unos días, Perfecto Socorro Canul López, mejor conocido como “Osito”, regresó a su hogar con su hermana y su cuñado; sin embargo, los tres están en condiciones vulnerables y necesitan apoyo de la población.

Hace unos días el señor Raúl Humberto Manzanero publicó en su cuenta de Facebook que “Osito” se encontraba en su hogar, y estaba en busca de sus familiares.
Según contó el señor Manzanero, un amigo de parranda de “Osito” lo dejó en la puerta de su casa, de modo que durante algunos días le dio alojo y le curó sus heridas, mientras encontraban a sus familiares.

Durante una entrevista a “Osito”, éste comentó que es nativo de Dzidzilché, pero que vivía en Flamboyanes con su hermana y su cuñado, los cuales también tienen problemas de salud.

“Decidí quitarme, porque mi hermana ya es grande y está cansada. Ya no puede ni cocinar”, dijo “Osito”, durante la entrevista.

“Aquí con Raúl tengo donde dormir”, mientras se recostaba en una cama improvisada que le habían habilitado por la familia Manzanero.

Días después, Humberto llevó a “Osito” a su hogar, ubicado en la calle 55 A por 60 y 60 B de Flamboyanes, donde ya se encuentra con su hermana y su cuñado.
Se sabe que “Osito” tiene 58 años de edad, y padece cirrosis, debido a que es bebedor consecuente, además de tener problemas de retención de líquidos en manos y pies.
Hace unas semanas atrás, el señor fue internado en el Hospital Lic. Ignacio García Téllez, T1, IMMS, por su problema de retención de líquidos, y tuvo que estar hospitalizado en la T1 por unos días.

“Ya no quiero ir al doctor, me pusieron 5 inyecciones y no me gustan”, dijo angustiado, mientras el señor Humberto lo recostaba en su cama.
En una llamada telefónica con la señora María de la Cruz Reyes, quien les ofrece comida todos los días a “Osito”, su hermana y su cuñado, indicó que los tres son adultos mayores y que necesitan el apoyo de la comunidad, pues actualmente ninguno trabaja.

“Su hermana no ve por la diabetes, su cuñado lo acaban de operar de cataratas y él no puede trabajar por su pie hinchado”, dijo la vecina, con preocupación.
“No tienen gas, luz, refrigerador, de modo que si la gente de buen corazón quiere apoyarlo puede proporcionarles papel, jabón, leche en polvo y enlatados”, dijo doña María.
Las personas que gusten colaborar pueden llevarle los alimentos a su hogar y ponen al servicio el número telefónico 9993968665.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *