Nuevamente salen los trapitos al sol: Freddy controla clandestinos en Umán, aparentemente

Por Aquilesvoy Tinal

Nuevamente uno de sus canes personales se sintió poderoso y le sale mal la jugada, pues por traicionar, sus trapitos salieron al sol.

Muchos rumores se oyen en la ciudad de Umán acerca que Freddy Ruz Guzmán, alcalde de dicho municipio, controla los clandestinos que existen y que estos son visitados por sus achichincles de confianza, los cuales son los encargados de pasar la charola para la limosna semanal y recolectan producto para consumo propio y de su jefe, el presidente de Umán, a cambio de dejarlos operar tranquila e ilegalmente sin que nadie les fastidie.

El día de hoy, un personaje que vive en el Barrio de Santiago, recibió la visita de rutina de un pseudopolicía para cobrar la cuota y recolectar sus cartones, sin embargo no contaba con que el vendedor clandestino se negaría a pagar y a darle producto gratis; esa situación motivó a que el personaje señalado montara todo un operativo para decomisar las bebidas embriagantes, las cuales directito se fueron a manos de Freddy, pues vecinos que fueron testigos comentan que oyeron claro que el sujeto diga: “todo se lleva ahora mismo con el alcalde”.

Era de esperarse que estos negocios sucios estén en manos de nuestro afamado presidente municipal, no en vano se dice que hace fiestas en plena contingencia donde el alcohol es lo único que no hace falta, junto con otras sustancias nocivas. Luego se altera y se convierte en “Hulk”, aunque después él y su esposa lo nieguen.

Regresando al tema, lo lamentable aquí es que sea el mismo alcalde que sea quien viole las leyes establecidas, pues independientemente de la pandemia y las disposiciones de ley seca, se sabe que Freddy tiene a su mando varios clandestinos que operan con toda tranquilidad las 24 horas del día y, que casualidad, que la policía municipal no ve nada. Que pena y vergüenza que el cuerpo de seguridad del municipio se preste para estas asquerosidades del alcalde, todo por unas monedas o unos cartones de cerveza.

Una vez más nos damos cuenta que Ruz Guzmán, le dice sí a todo lo que le deje dinero, sin importar su situación obligatoria como personaje público, además de ser se supone, abogado de profesión. En teoría, Freddy debe de saber que todo lo que él hace está en contra de la Ley, y lo peor del caso es que tarde o temprano sus verdades salen a la luz, como esta información que ya anda circulando en redes sociales.

Que feo que de nuevo Umán sea el centro del ojo público, y otra vez por negocios chuecos y sucios del primer edil, quien se supone debería ser el primero en cumplir con la Ley tal y como manda.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.