Mujeres extremistas marchan y agreden a transeúntes y comunicadores

Radical grupo de 200 mujeres participaron en la Marcha del Silencio, quienes en todo momento agredieron a medios de comunicación y transeúntes, tanto hombres como mujeres, como una forma de exigir “equidad y respeto”.
Asimismo, durante el trayecto, que duró poco menos de dos horas, provocaron un notable congestionamiento vial, bajo el pretexto que “tenemos el derecho de manifestarnos”,

Minutos antes del iniciar de la protesta, se detuvo a dos muchachas, en el momento que pretendían grafitear el Parque Andrés Quintana Roo, del barrio de Santa Ana, y en cuyos bolsos tenían objetos peligrosos, tal el caso de gas pimienta.

Poco antes de las 18 horas, las extremistas inconformes se reunieron en el entronque de Paseo de Montejo, cuando cuatro jóvenes llegaron alteradas, denunciando que agentes de la policía estatal detuvo a dos de sus compañeras, y gritando exigían la liberación del par de féminas.

Sin embargo, en ningún momento informaron el motivo de la detención, la cual estuvo a cargo de dos mujeres agentes, quienes detectaron que las jóvenes llevan aerosol, para pintar grafiti, al mismo tiempo que se detectó un aerosol con gas mostaza, y otros objetos.

En diversas ocasiones pospusieron el inicio de la marcha, debido a numerosos absurdos, pues no toleraron que hombres, e incluso, algunas mujeres se incorporaran en la marcha.

Durante la “pacífica protesta”, en todo momento impidieron que medios de comunicación efectuaran su trabajo, bajo el pretexto de que alguien las puede reconocer y por ende, puedan perder su empleo o ser dadas de baja de la escuela, motivo por el cual “por seguridad” debían de cubrir su cara con pañuelos, cubrebocas amplio, pasamontañas o alguna máscara.

Poco más de hora y media tardaron en llegar hasta la Plaza Grande, trayecto que resultó pesado para una de las marchistas, quien sufrió un desvanecimiento, y algunas de ellas, de manera irresponsables llevaron a menores de edad, a quienes hicieron caminar poco más de un kilómetro.

Bajo la consigna de “no fotos y no videos”, sin importarles si eran hombres o mujeres, así como yucatecos o turistas, en tres ocasiones botaron los teléfonos celulares de transeúntes que captaban la imagen del momento, y en el mejor de los casos, colocaban las pancartas y/o las linternas.

Tanto el entronque de Paseo de Montejo y el Monumento al fundador de Mérida así como a lo largo del trayecto, y en la Plaza principal, habían elementos de las policías municipal y estatal.

Cabe recordar que las extremistas, hace unas semanas, fueron quienes grafiteron el Monumento a la Maternidad, ubicado en la calle 60 entre 57 y 59 del Centro Histórico.

Las inconformes ingresaron a la Plaza de Armas a las 8:40 horas, y una vez reunidas se sentaron alrededor del asta bandera, donde dieron lectura a un discurso.

En el documento se exigió el respeto hacia los demás, la equidad de género, así como acabar con la violencia, cuando el todo momento fueron ellas quienes cometieron estos ilícitos.

Minutos después de las nueve de la noche, protagonizaron un concierto, y a partir de este momento, la mayoría de las marchistas optaron por retirarse.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *