Mucho tiempo en la hamaca y la obsesión por mototaxis provoca miopía a López Escoffié

Por El Cazador Nocturno

La obsesión de la diputada Silvia América López Escoffié por legalizar en Yucatán a los mototaxistas le impide ver que es uno de los vehículos de transporte público de pasajeros más letales, así como también ocupa el segundo lugar en número de accidentes de tránsito.

Lo peor de todo, la desinformación le hace creer que no hay defunciones ocasionadas por mototaxistas, y para el colmo, nada hace por conocer la real problemática que prevalece.
En los primeros 10 meses del año, en Yucatán ya son 18 las personas fallecidas en siniestros viales en los que están implicados conductores de transporte público de pasajeros, de los cuales cerca del 70 por ciento fueron protagonizados por guiadores de autobuses así como de mototaxis.

Por ende, los autobuses y mototaxis se mantienen como los más letales dentro del servicio de transporte público, mientras que en menor medida están los taxis foráneos y urbanos.
De enero a octubre de este año, en el Estado ya se registraron más de 500 accidentes de tránsito de los cuales, tres de cada cinco corresponden a autobuses y mototaxis.
Lamentablemente, hasta el momento no hay una regulación para el grave problema de los mototaxis, y aunque el Congreso del Estado pretende incorporarlos al sistema de transporte público de pasajeros, los legisladores carecen de la información sobre la peligrosidad de las unidades.

En el Poder Legislativo se analiza la propuesta de modificar la Ley y el Reglamento de Vialidad del Estado, dando un mayor beneficio al servicio de mototaxis, a pesar que es el vehículo más peligroso, dada las características que lo vuelven endebles.

Mientras que el Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (Imdut) está en espera del resolutivo de los legisladores locales.

En lo que va del año, en el Estado ya se registraron 552 incidentes en los cuales están implicados vehículos de transporte público de pasajeros, cifra que es 0.72 por ciento inferior a la registrada en el mismo período de 2018, cuando la suma fue de 556.

De tal manera, de enero a la fecha, el saldo fue de 538 lesionados, de los cuales, sólo un porcentaje fueron trasladados a las clínicas y hospitales de la entidad, tanto públicos como privados.

Desafortunadamente, en los 17 siniestros viales ocurridos en 10 meses ya perdieron la vida 18 personas, de las cuales, 12 son hombres, el 66.7 por ciento, y seis mujeres.
Del total de lamentables hechos, cinco ocurrieron en Mérida, y el resto, en Hunucmá, Peto, Umán, Valladolid y Xocchel, así como en carreteras del Estado.

Asimismo, estuvieron involucrados nueve conductores de autobuses, así como seis mototaxis, tres taxis foráneos y un taxi urbano.

En enero, abril y septiembre se registraron tres defunciones, respectivamente, mientras que dos lamentables hechos ocurrieron en febrero y octubre, mientras que el resto, en marzo, mayo, junio, julio y agosto.

Las personas fallecieron en el lugar de los hechos, durante el traslado a una clínica u hospital, o en el interior del nosocomio.

De acuerdo con la información proporcionada, en el total de incidentes están implicados 593 vehículos de transporte público de pasajeros, de los cuales 172 son autobuses, el 29 por ciento, seguido de 167 mototaxis, el 28.1 porcentual.

También están involucrados 150 taxis urbanos, el 25.3 por ciento, 54 taxis foráneos, 38 colectivos, cuatro calesas, tres tricitaxis e igual número de taxis turísticos, y dos minibuses.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *