Muchas incongruencias en el ayuntamiento de Umán

Por: LM

El alcalde de Umán, presume hasta el cansancio la apertura de una veterinaria municipal, la cual, a pocos días de ser inaugurada ya había recibido malos comentarios por parte de los que ahí querían recibir un servicio para sus mascotas. Pero ese no es el punto, la situación es que no puede presumir del bienestar de una cosa, cuando todo umanense conoce la realidad del municipio.

Estamos hablando de las siguientes incongruencias: el sitio donde instaló la dichosa veterinaria, es justo en la carretera que lleva a una de las comisarías de la ciudad, calle que, por cierto, como se aprecia en las fotos, se encuentra en pésimas condiciones, ya sabe usted la historia, baches y huecos que dañan los automóviles que por ahí circulan y vaya que es una carretera con mucha circulación vehicular.

La otra situación que no encaja es la siguiente, ¿cómo puede presumir Freddy de una veterinaria perfecta cuando en Umán los ciudadanos en situación social y económica vulnerable, que son muchos, no cuentan con los servicios médicos básicos? Sólo basta con pasearse, cualquier día, por alguna de las comisarías de este municipio para percatarse que los niños y ancianos de esas localidades no cuentan con servicios de salud. El consejero estatal panista tiene que explicar a la población cual es el orden de las necesidades del municipio de acuerdo a sus prioridades.

Le recordamos estimado lector, que antes de ser una veterinaria, esa construcción fungía como una caseta de policía, la cual fue demolida, demostrando así que para Freddy es más importante atender perros y gatos, que la seguridad de las personas que viven por ese rumbo. Y es que no estamos diciendo que los animales no sean importantes, lo que preguntamos es ¿que no había otro sitio, quizá con mejor ubicación y en mejor estado que ese para montar la veterinaria? Sobre todo, porque destruyó un centro de seguridad para los umanenses, al menos estando esa caseta ahí los malandros dudaban en hacer algo, pero ahora que ya no hay policías cerca de ahí, y los que hacen rondines no buscan más que les den mordidas, la seguridad por tal rumbo se ha vuelto un caos.

La famosa veterinaria de Umán no es más que una gran cortina de humo mal hecha del alcalde panista Freddy Ruz, porque a la gente de Umán ya no se le engaña, al contrario, por inepto la gente ya no le cree al primer edil. Las cosas ya no son como de antes, ahora las personas se dan cuenta de la situación de precariedad que se vive en Umán y todo gracias a las malas decisiones de un alcalde más preocupado por seguir mamando de la ubre mediante una diputación que por los habitantes de este municipio.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *