Mensaje de cuaresma

Progreso.- Como siempre, deseo estén bien de salud y viviendo intensamente este tiempo de Cuaresma, tiempo de conversión, expresó el Pbro. Óscar Manuel Cetina Vega, párroco de la iglesia de la Purísima Concepción y San José.

Hoy quiero compartir con ustedes dos cosas:

En primer lugar, unas breves palabras sobre San José, nuestro celestial patrono parroquial, mismas que tomó del hermoso documento “La figura y la misión de San José en la vida de Cristo y de la Iglesia” del Papa Juan Pablo II, hoy San Juan Pablo.

Llamado a ser custodio del Redentor, José…Hizo como el ángel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer; desde los primeros siglos, los Padres de la Iglesia, inspirándose en el Evangelio, han subrayado que San José, al igual que cuidó amorosamente de María y se dedicó con gozoso empeño a la educación de Jesucristo, también custodia y protege su cuerpo místico, la Iglesia, de la que la Virgen Santa es figura y modelo.
Deseo presentar a consideración de ustedes, queridos hermanos y hermanas, algunas reflexiones sobre aquel al cual Dios confió la custodia de sus tesoros más preciosos.

De este modo, todo el pueblo cristiano no sólo recurrirá con mayor fervor a San José e invocará confiado su patrocinio, sino que tendrá siempre presente ante sus ojos, su humilde y maduro modo de servir, así como de participar en la economía de la salvación.
José de Nazareth participó en este misterio como ninguna otra persona, a excepción de María, la Madre del Verbo Encantado.

Por otro lado, considero que en esta Cuaresma, nos podría servir la lectura de la Enciclica Fratelli Tutti (Hermanos todos) del Papa Francisco, de la que comparto a modo de esquema.
Introducción: Su intención con esta Encíclica no es reunir la doctrina del amor fraterno, sino detenerse en su aspecto universal, para todos.
Capítulo I, las sombras de un mundo cerrado, Alerta el Papa que los pasos que la humanidad había dado en las últimas décadas hacia diversas formas de integración, parecen haber quedado atrás.

Capitulo II. Un extraño en el camino, recuerda el Papa cómo desde el antiguo testamento hay un llamado de amar al extranjero.

Capítulo III. Pensar y prestar un mundo abierto; dice el Papa que un ser humano solo se desarrolla plenamente en la entrega sincera a los demás, pero no sólo con nuestra familia y amigos.
Capítulo IV Un corazón abierto al mundo. El Papa recuerda que los esfuerzos ante los migrantes se resumen en cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar.

Capítulo V La mejor política, hace falta la mejor politica puesta al servicio del verdadero bien común. Denuncia que la forma actual de hacer política suele no incorporar a los débiles y no respetar la diversidad cultural. Critica además al populismo.

Capítulo VI Diálogo y amistad social. El diálogo es el primer paso para acercarnos, expresarnos, conocernos, tratar de comprendernos y buscar puntos de contacto.

Capítulo VII Caminos de Reencuentro. El proceso de dar es un compromiso constante en el tiempo…Perdonar no quiere decir permitir que sigan písoteando la propia dignidad y la de los demás.

Capítulo VIII Las religiones al servicio de la fraternidad en el mundo. Las distintas religiones, a partir de la valoración de cada persona humana como criatura llamada a ser hjo o hija de Dios, ofrecen un aporte valioso para la construcción de la fraternidad.

Entre los avisos para este mes de marzo se encuentran la Fiesta Patronal de San José con la misa de bajada el viernes 12 a las 7:00 p.m. y y la misa solemne el viernes 19 a las 7:00 p.m.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *