Mardoqueo Uicab: mas pronto cae un hablador que un cojo

Por Consejo Editorial

El comentario “Es lamentable que el oportunismo político surja para lucrar con las personas en épocas de sufrimiento y enfermedad.” vertido por el regidor umanense Mardoqueo Uicab en su muro social demuestra que el refrán popular “Más pronto cae un hablador que un cojo” le aplica al dedillo a este chapulín edil. Esta vez, el bastón que utiliza el regidor Mardoqueo no le servirá de nada para sostener un reclamo pues su historial cómo “servidor” público demuestra que, precisamente él, ha sido cómplice y partícipe de eso que, ahora, considera lamentable.

A Uicab, sin embargo, hay que precisarle algo; es lamentable que el oportunismo político surja para lucrar con las personas, sin importar que sea en épocas de sufrimiento y enfermedad. Pero es aun más lamentable que Mardoqueo se queje ahora, cuando él mismo lucró con las necesidades de las personas durante la pasada campaña política en la que, tomado de la mano y de mucho amor y compañía, operó para que Freddy Ruz se siente por segundo trienio consecutivo en la silla presidencial del ayuntamiento de Umán.
Quizá el audio, donde se le escucha a Mardoqueo decirle a Juan Xool que Julia Rosado cobrará una quincena, que ya devengó con su trabajo, sí y sólo sí, si opera para Freddy Ruz le refresque a Uicab la memoria. ¿Eso no es lucrar con las personas Mardoqueo? ¿No es tomar ventaja de las necesidades de una persona para obligarla a hacer algo que no desea hacer?

El mismo Mardoqueo, dentro de la misma línea de esa publicación, le contestó a un ciudadano, de nombre Joel Domínguez, que ahora él (Mardoqueo) se encuentra en una posición de poder como servidor público. ¿Y que ha hecho Mardoqueo con ese poder que la ciudadanía le confió? Nada. Servirse de ese poder para ponerlo a disposición del Freddy Ruz para aprobarle sus cuentas públicas sin importar si el erario se gastó de manera indebida para que el alcalde promocione su imagen. Hasta donde se sabe, el regidor Uicab nunca le ha solicitado al alcalde los detalles de las cuentas y nunca ha cuestionado un solo informe, sólo se ha dedicado a levantar la mano. Entonces, ese poder del que habla Mardoqueo nunca ha sido puesto en beneficio de la ciudadanía, sino a favor que aquellos a los que hoy les reclama: Freddy Ruz y José Manuel.

Pero, además, Uicab, y todos los demás regidores, no necesitan escarbar tan lejos ni ser unas lumbreras en cuestiones legales para darse cuenta que su alcalde viola continuamente lo dispuesto en La Ley de Gobierno de los Municipios del Estado de Yucatán, en lo particular lo dispuesto en los artículos 56 y 57.
Partiendo de la lógica que Mardoqueo conoce dicha Ley, pues su obligación como regidor, bien puede como parte de ese cuerpo colegiado llamado cabildo interponer, como sujeto obligado por ser regidor, un recurso de investigación ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo para que se investigue si Freddy utiliza o no recursos públicos para promocionar su imagen o la de sus amigos, con fines políticos. Y para hacer eso no necesita la aprobación ni el compadrazgo de los otros regidores, lo puede hacer él solito.

Para que Mardoqueo no se canse y también para que no diga que no somos propositivos ¿Por qué no empieza por aclarar dos de los más recientes apoyos, hechos con dinero público, anunciados por Freddy en su página social y que son, evidentemente, promoción política personal del alcalde?
Empecemos con ese “seguro” que Freddy le entregó el pasado 27 de mayo a una lideresa de una agrupación de tricitaxistas. ¿Qué Ley o Reglamento autoriza que el ayuntamiento disponga de esos recursos públicos para entregárselos a particulares a manera de “seguro” ?; ¿Esas erogaciones están contempladas en la actual Ley de Ingresos y Egresos del municipio?; ¿A cuánto asciende cada “seguro” entregado?; ¿Por qué el alcalde sólo publica la entrega no transparenta la cantidad? y, lo más importante Mardoqueo: ¿Qué regulaciones aplican para que esos recursos no se utilicen con fines políticos?

Y para que Uicab no nos acuse de pichicatos aquí le dejamos otro tip: Freddy anuncio hoy que el ayuntamiento pagará un mes adicional de internet a todos aquellos beneficiados con una tarjeta que una empresa particular regala como parte de la promoción de sus servicios de internet. Aclarando, Mardoqueo, que de ninguna manera estamos en contra de acciones que beneficien a la ciudadanía, sí nos sumamos a tu iniciativa para evitar que el erario sirva para financiar a oportunistas políticos que usan esos recursos para autopromoción. Regidos Mardoqueo, por qué no, usando ese poder que usted tiene como funcionario público y aquel que las leyes le otorgan como edil no le cuestiona usted a su alcalde ¿Quién, como y cuando se aprobó un contrato con la compañía que distribuye esas tarjetas?; ¿A cuánto asciende esa erogación?; ¿En que sesión de cabildo se aprobó y documentó la donación de esas tarjetas que el ayuntamiento rifó?; Si las tarjetas fueron donadas al ayuntamiento entonces ya recibidas pasan a formar parte de los recursos públicos por lo que su manejo debe ser aprobado por el cabildo, entonces ¿la rifa de esas tarjetas, lo decidió el cabildo o fue ocurrencia de Freddy para utilizarlas con fines políticos y de promoción personal?

Regidor Mardoqueo Uicab, de nada le sirve a la ciudadanía que usted salga a declarar cosas, si de verdad desea cambiar la situación y evitar ese oportunismo político del que se queja ¡actúe! Para eso es usted regidor y como tal la Ley y los Reglamentos le amparan, y también le obligan a proceder legalmente. Para cambiar las cosas no se requiere tener mucha lengua, se necesitan huevos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.