Los umanenses ¿deben tener el cabildo que se merecen o el que a “Venturita” le acomode?

Por Fernando A. Toledo y Rivadeneyra

Durante su entrevista en Umán TV, el alcalde umanense demostró una vez más que el cargo que el pueblo le confirió para él, es más, mucho más, un logro personal que está muy por encima de su vocación de servir.

En cada entrevista no utiliza otra frase más que “Yo estoy muy satisfecho…” Yo, yo, yo… ¿y los umanenses están satisfechos? Y no me refiero al nivel de “satisfacción” que muestran los bots palaciegos en las redes sociales oficiales. No. Me refiero al nivel de satisfacción del ciudadano real, ese de a pie que vive en una colonia, fraccionamiento o comisaría en las que solo los ven y los escuchan cuando es los candidatos pasan a suplicar por el voto o cuando, ya en hartazgo, estos ciudadanos arman plantones exigiendo lo que por Ley les debe proporcionar el ayuntamiento: buenos servicios públicos.

“Venturita” califica a su cabildo, repito y cómo excepción a mí costumbre lo pondré en mayúsculas SU CABILDO, de ser profesional. Eso dice él, pero ¿qué dice la gente? Y lo más importante ¿qué dicen los hechos?

Estamos de acuerdo que un regidor de oposición no demuestra su eficacia oponiéndose sistemáticamente a todo y sin razón alguna, pero los hechos demuestran que el cabildo de Ventura y los regidores de oposición sólo está para complacerlo y no para hacer su labor.

¿Cómo puede “Venturita” afirmar que sus regidores son profesionales al servicio del pueblo cuando ni uno sólo de ellos le ha exigido que las sesiones se transmitan a través de las redes sociales de la comuna? ¿Cómo puede Gaspar decir que sus regidores están haciendo su trabajo al servicio del pueblo cuando la publicación de las gacetas municipales es un caos?

Cuando Gaspar califica de profesionales a sus regidores ¿se refiere a esos que le aprobaron tener en la dirección de finanzas a Pablo Martínez, uno de los actores en el inexplicable enriquecimiento de Freddy Ruz? ¿Son los mismos que aprobaron a Obdulia Solís en puesto de aviadora, que no de contralora? ¿Son los mismos que no han dicho nada sobre los terrenos donados ilegalmente?

Y, por último ¿se refiere “Venturita” esos regidores que le escuchan afirmar y acusar una, y otra, y otra y otra vez que todos los males de Umán son a causa del abandono, pero, sobre todo, de la corrupción imperante durante la administración pasada y no le exigen, ni actúan, para llevar a los culpables de ese abandono y corrupción ante la Ley? A lo mejor Gaspar habla de otros regidores que sí trabajan para los ciudadanos y no para complacer a su presidente y yo ni enterado. Al fin y al cabo, todo es posible en un pueblo con mentalidad pequeña ¿no es así Gaspar?
Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *