Las cosas materiales que nos ciegan en la vida

Progreso.- Debemos hacer a un lado las cosas materiales que nos ciegan en la vida, por eso hay que abrir el corazón con alegría, esperanza el corazón, que sirva como pesebre para el humilde nacimiento de Jesús, que es lo más importante para celebrar.

Para muchas personas, se les ha olvidado el verdadero significado de la celebración, ya que en lugar de estar presentes en la Iglesia como ustedes, están en las tiendas comprando su estreno, los regalos o lo que haga falta para divertirse, expresó durante su mensaje la Pastora Nínive Álvarez de la Iglesia Bethel, perteneciente a las Asambleas de Dios, durante el servicio especial.

Es por ello que debemos estar contentos por el nacimiento de nuestro Salvador Jesús y los corazones deben estar dispuestos como el pesebre humilde y albergando dentro del alma.

Un día como hoy hace más de 2000 años nació el hombre que vino a cambiar la historia de la Humanidad con sus mensajes, prédicas y valores inculcados recordando que es hijo unigénito de Dios Padre y primogénito de sus padres en la Tierra, José y María.

Recordando que a pesar de ser hijo de Dios, dejó sus comodidades y alabanzas celestiales, no pidió nacer en cuna dorada o en un castillo o palacio, dio la más grande de las lecciones a todos, al nacer en un humilde pesebre.

Un ángel con su resplandor en la noche, realizó el llamado a los pastores que “ha nacido en la ciudad de David, el Salvador” para que vengan desde lejos para adorarlo. María reconoció desde el principio que su hijo nació por órdenes divinas y que es el Salvador de toda la humanidad, que en ese entonces, como ahora, está en decadencia.

Acto seguido se procedió al momento de oración y bendición de todas las familias presentes, dando paso al departamento infantil donde realizaron una obra de reflexión, para dar a conocer el verdadero significado de la Navidad, no con las cosas superfluas que nos han impuesto la sociedad y la mercadotecnia.

En la celebración estuvo presente el Pastor Enrique Hernández y su hijo el líder de jóvenes Enrique Hernández Álvarez, donde se oró por los nacidos el mero 24 de diciembre.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *