Las bellas facciones de Shrek

Por William Cazanova

Detrás de su hermosa sonrisa y mirada pícara, Lord Farquaad esconde otro rostro, la de un monstruo llamado Shrek, nacido en la pestilencia del pantano tricolor, donde aprendió que la política se basa en la compra de voluntades y conciencias, en el provecho personal de los cargos públicos y en el manejo clientelar de los programas sociales, para controlar el voto de los más pobres, en la provincia de Duloc.
Nacido el 26 de enero de 1966, desde joven el Alter Ego de Lord Farquaad se formó en el PRI, instituto que lo profesionalizó en robo y manipulación electoral; las viejas generaciones aún recuerdan a sus compañeros de aula: José Guadarrama Márquez, Ulises Ruiz Ortiz, César Augusto Santiago, Roberto Campa Cifrián, Ricardo Monreal Ávila. La primera y principal lección: aprender a brincar de partido cuando el barco de hunde.

El PRI llevó a Shrek a una diputación local y al Cabildo. Lo hizo presidente de su comité municipal y secretario general de su Comité Directivo Estatal, donde sus ojos y manos integraron el padrón de militantes.

Como edil, entabló complicidad con el alcalde Burro, un panista que con miras a la gubernatura lo invitó a detectar los puntos débiles del PRI. Shrek traicionó al partido que lo formó, tuvo un matrimonio fugaz con el PT pero finalmente se vendió al PAN, entregó al Burro el padrón secreto del PRI y el PAN identificó al electorado en pobreza extrema a quien le ofreció un plato de lentejas su credencial de elector. El Burro llegó a la gubernatura y premió a su amigo ogro con la dirección general del Conalep.

Shrek se define como reguetonero y poliamoroso (se ha casado tres veces). Sus actos son ajenos a los principios panistas.

El 25 de mayo de 2012, uno de sus seis hijos atropelló intencionalmente y mató a Daniel Yam Chan, joven estudiante de Motul, pero ese pueblo en vano exigió justicia: el ogro impuso una historia de impunidad en los gobiernos emanados del PAN.

Años después, un joven y ambicioso Lord Farquaad se identificó plenamente con el ogro.

En público, el rostro de los rasgos hermosos con promesas falsas, anuncios huecos y empresas fantasma; en la oscuridad, el ogro compra conciencias y voluntades, al interior del PAN y en las elecciones constitucionales.

Al llegar a la gubernatura, Lord Farquaad le asigna la Secretaría de Desarrollo Social, consciente que desde ahí Shrek se dedicará a lo que le gusta, el manejo electoral de la pobreza, ya que, ensoberbecido de poder, el pequeño monarca en verdad cree que puede llegar a la Presidencia del reino “Muy Muy Lejano”.

Con su sueldo bruto mensual de $103,278, Shrek presume su nepotismo: Su exesposa Olga Cross Farjat es directora de Vinculación en el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Yucatán ($33,992.80); su hija Gabriela Torres Cross es asesor técnico jurídico A del Congreso ($26,528.36) y el esposo de Gabriela, Eduardo José Amaya Aguilar, es director jurídico del Colegio de Bachilleres de Yucatán ($46,958.90). Su hija Deysi Torres Flores es jefa de Servicios Especializados en Servilimpia ($27,412.29). Su tío Raúl Peniche Rodríguez es director del Hospital de la Amistad Corea-México ($48,128.70), Olga María Villalobos Cross, hija de Olga Cross, es jefa de Comunicación Social del Cobay ($27,319.30). En la provincia de Duloc, Shrek es el verdadero rostro de Lord Farquaad

Fuente:laverdad

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *