La megapeda del “machote” Freddy Ruz Guzmán

Por Aquilesvoy Tinal

Hablar de Umán es algo cotidiano, no hay día que dicho municipio no esté en los titulares de los medios. Y ni que decir de su alcalde que tiene síntoma de dictadorcito, el tristemente famosísimo Freddy Ruz Guzmán. Recordemos que una de sus más recientes hazañas fue tratar de imponer un toque de queda, casi se sale con la suya, pero no contaba con que la CODHEY le pondría un alto.

Al parecer, su su afición al trago, entre otras debilidades, le han acarreado un sinfín de errores, entre ellos golpear salvajemente a su esposa Nelvy Couoh este domingo pasado. Resulta que, por trabajar mucho en pro de su municipio, Freddy estaba muy estresado y se le ocurrió la gran idea de una megapeda, para tal efecto convocó, como lo hace con su cabildo, vía rápida a un peda urgente. Para eso su séquito de guaruras organizaron todo.

Ya enfiestado y hasta la “mauser” de pedo, Freddy se fue a su casa y al llegar su mujer lo regaño por la condición en que el alcalde estaba. Por el calor de las copas, Freddy se encabronó y olvidando que su esposa es una mujer y, como es muy “macho”, la golpeó hasta cansarse. Despues de la “madrina”, Nelvy habló al 911 pidiendo ayuda y el alcalde panista, como buen cobarde, huyó a Mérida, pero no contaba que la policía estatal lo habían boletinado y fue detenido en el periférico.
Ya en los separos, el edil panista se puso altanero y gritaba “¡¿Acaso no sabes quién soy?! ¡Te voy a partir la madre cuando salga!” entre otras linduras. A pesar de todo su rollo y prepotente altanería fue encarcelado y puesto a disposición de un juez calificador. Como la agredida no interpuso ninguna denuncia ante el ministerio público, Freddy fue liberado el lunes a las 3 de la tarde, pero su vehículo aún sigue en el corralón.

Lo que da risa es que sus niños bonitos, perdón, sus guaruras lo dejaron morir solo y lo abandonaron como un perro en el lugar donde lo detuvieron. Fuentes de palacio de gobierno,nos comentaron que el pequeño dictador habló con el gobernador pidiendo ayuda, pero Mauricio Vila dio la orden que sea encarcelado, amén que le pego una cagotiza por la mala imagen que Freddy tiene y lo mal que maneja el municipio. Entre otras cosas, comentan que el final de la conversación el gober la terminó diciendo, “Freddy, ya estoy hasta la madre de ti… no sé qué hacer contigo”, cortando muy molesto la llamada.
Lo raro del asunto es que las autoridades policiacas no informaron nada del asunto.

Fuente: Yucatán En La Red y Gráfico en la Red

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *