“La mayoría de los umanenses le vendió su voto a “Venturita””: desenmascarando una mentira

Este alcalde tiene un capital muy escaso y el músculo de un enclenque político, pero Gaspar está dilapidando esas pocas monedas de aprobación popular pidiéndole paciencia a un 70% que no cree en él, ni en su proyecto.

Por Fernando A. Toledo y Rivadeneyra

Cuando un umanense, o un grupo de ellos, se queja en Facebook de los malos servicios y de las promesas de campaña incumplidas por parte de Gaspar Polanco es común encontrar que una, o más, personas argumenten que “…los umanenses se lo merecen, porque la mayoría le vendió su voto a Ventura”. Esto no es verdad. Ni de lejos es verdad.
Si bien es verdad que “Venturita” “ganó” las pasas elecciones, no las ganó por mayoría. Es más, ni siquiera las ganó por una mayoría relativa.
Veamos: según el IEPAC, del total de 21,841 votos contabilizados, “Venturita” obtuvo 6,861, o sea el 31.41%. Si tomamos en cuenta que en Umán solo votó el 63.59% de los empadronados, entonces el porcentaje real con el que Gaspar ganó es del 19.97%.

Esto echa por tierra la creencia que la mayoría de los umanenses vendió su voto y también deja muy en claro que un 80% de ciudadanos no quería a Gaspar como presidente. O, en el peor de los casos si no tomamos en cuenta esa ponderación, casi un 70% de los que votaron lo hicieron en contra de Ventura.
Estas cifras también se ven reflejadas en el número de regidores de “oposición”: cuatro de once. Pero también se observa en el comportamiento de los umanenses en Facebook en dónde el número de críticas y exigencias para que Gaspar cumpla con lo prometido es muy alto. Sólo en los sitios oficiales, controlados por los operadores de comunicación social, es inverso a los sitios en donde la gente puede expresarse libremente sin que eliminen los comentarios que a “Venturita” no le gusten.

Si todo esto lo trasladamos a términos políticos concluiríamos que este alcalde tiene un capital muy escaso y el músculo de un enclenque político. Si a esto le sumamos que “Venturita” se ha negado a llevar al cabo la prometida auditoría, el escándalo de los terrenos, las ilegales concesiones del nuevo mercado y la ratificación de funcionarios de la administración pasada señalados como corruptos, Gaspar está dilapidando esas pocas monedas de aprobación popular pidiéndole paciencia a ese 70% que no creyó ni cree en él, ni en su proyecto.
La conclusión es que este alcalde no cuenta con el beneplácito de las dos terceras partes de los ciudadanos que sí votaron, lo cual es muchísimo, pero tal parece que él no se ha enterado.

Fuente: https://prepyucatan2021.com/…/101._uman/votos-candidatura

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *