La mala administración y el trato prepotente del alcalde motuleño hace que sus empleados terminen conociendo al verdadero Roger “Zorrillín” Aguilar

Por El Observador Motuleño

Las renuncias de empleados del ayuntamiento de Motul siguen en aumento y refleja las corruptelas del “Zorrillín” Aguilar, varios prefieren abandonar la administración antes de verse involucrados o como dicen manchados de caca.

“Quieres conocer a aquel, vive con él”, es el refrán que muchos de los empleados del actual ayuntamiento priista dicen al ver como es el verdadero Roger “Zorrillín” Aguilar, pues quienes lo terminan conociendo y se dan cuenta de su ambición por el dinero y los actos de corrupción que comete los llevaría a la crítica de su propio partido, por lo que prefieren renunciar antes de verse involucrados en actos ilegales.

La renuncia más sorpresiva fue de María Magdalena Cruz Rendon, prestanombres de la ex alcaldesa Celina Montañez, ambas eran las encargadas del DIF municipal, se dice que la renuncia fue la semana pasada pues hubo una gran discusión entre la ex alcaldesa y Roger Aguilar.

Hay muchos casos que el alcalde quiere evitar para no ser señalado del nepotismo que se viven en su administración, pues Celina Montañez es pariente del tesorero y del mismo alcalde, pero con los prestanombres que existen en su administración se la pasa burlándose de las autoridades fiscalizadoras y los ciudadanos.

La renuncia de la ex alcaldesa Celina Montañez y su prestanombre María Magdalena Cruz se sumaría a la lista de funcionarios que prefirieron abandonar la administración ante la ambición desmedida y actos de corrupción del actual alcalde priista; la primera renuncia fue el año pasado cuando el director y subdirector de protección civil renunciaron, según Erik Jasper y Deán Lizama, el motivo de sus renuncias fue no tener pensamientos similares al del alcalde.

El maestro Moguel Lizama, quien veía la parte de administración y mantenimiento de las patrullas en el ayuntamiento de Motul y el abasto de gasolina, se apuntó a la lista de renuncias y días después se vio la renuncia del director de juventud del ayuntamiento, quien por causas políticas es hijo de Moguel Lizama, la última renuncia fue de la directora de agua potable quien fue presionada por el “Zorrillín” para que renunciará.

La lista que suena de las renuncias de empleados de confianza en la dirección de la policía municipal es significativa ya que, al ver la situación de la mujer policía que por obedecer órdenes superiores que venían del propio alcalde fue condenada por la PGR y separada de su cargo policial, pero el alcalde le sigue pagando como agradecimiento al no haberlo involucrado.
Hoy los ciudadanos ya conocen al verdadero “Zorro” y se dan cuenta que la campaña fue un cuento de cuatro grandes mentiras que les vendió a los ciudadanos que no lo conocían bien.

“Soy un empresario honesto y mi rentadora de sillas ha crecido sin recibir ayuda de la política”, decía el “Zorro”, cuando la realidad que se menciona es que todo lo que logró crecer en ese negocio fue gracias a que por 12 años en la administración de Rolando Zapata y la de Ivonne Ortega fue el principal proveedor de mobiliario, alimentos, bebidas y facturó grandes cantidades, algunas, según datos, son cantidades exorbitantes, y esto gracias a que su tío político William Sosa Altamira, quien le abrió las puertas en esos años para que diera los servicios y se beneficiara además con proyectos empresariales millonarios para la construcción de su local, dinero que dejaban de llegar a los ciudadanos que no tenían el privilegio de tener un familiar en la administración estatal.
Roger “Zorro” Aguilar hoy en día busca querer caerle bien al actual gobernador Mauricio Vila para que su empresa rentadora de sillas, pueda seguir beneficiándose.

La segunda gran mentira que utilizó en su campaña fue: por tener dinero no necesito robar por lo que dijo que regalaría su sueldo, cosa que sólo hizo un par de meses.
La realidad del alcalde es todo lo contrario de lo que ofreció en campaña y su pensamiento siempre ha sido, “el que tiene dinero siempre buscará tener más y lo seguirá consiguiendo de la forma que sabe, si eres trabajador lo harás trabajando, pero si eres corrupto y te has beneficiado del dinero público, buscarás que así continúe”.

Eso es precisamente lo que está haciendo el actual alcalde, hoy con el dinero público se ha dedicado a fortalecer su negocio personal y adquisición de propiedades, se habla de un rancho de más de 4.5 millones de peso adquiridos recientemente, caballos con valor de $ 300,000 , su casa en el periférico creció de manera exponencial, vehículos de lujo, maquinarias de construcción todo esto junto y más lo consiguió en este último año y medio , en el tiempo que entró de alcalde, su rentadora dejó de tener movimiento que prácticamente está abandonada y dejó de tener los ingresos del gobierno estatal a los que estaba acostumbrado.
Para compensar esas pérdidas los recursos municipales le cayeron como anillo al dedo y solo fingió dar su sueldo una quincena.

La tercera gran mentira es la de ser una persona con valores y respeto hacia las mujeres y su familia, cosa que refleja lo contrario con su ya actitud machista y fama de mujeriego que tanto presume en el municipio. Para demostrar lo macho que es, recordemos su frase mundial “búscate un macho que te mantenga” la cual denigró a las mujeres motuleñas.

La cuarta gran mentira señala que la administración habrá sólo gente nueva, cosa que fue otra burla a la gente que confío en el PRI, pues hoy su administración tiene pagándole a 4 ex alcaldes como asesores, en las direcciones municipales están hijos de exalcaldes y funcionarios que han estado en administraciones anteriores.

El caso más grave es el director de policía Pablo Pech quien ocupo ese cargo en la administración de Mario Sosa, y por haber hecho un trato con el ex alcalde panista le otorgó nuevamente la dirección policíaca que hoy en día se encuentra en el abandono y con comandantes de negro historial, que fueron expulsados de otros municipios por delitos como robos a ciudadanos, detenciones arbitrarias con violencia, corrupción y protección a delincuentes (narcomenudeo).
Hay muchos directores que vienen de otras administraciones, quienes hoy ya conocen a Roger Aguilar y prefieren renunciar arrepentidos de haberle apostado a alguien con carácter prepotente y ambición por el dinero, los lujos y gasto desmedido en viajes de placer.

Dicen muchos seguidores del alcalde que es mejor renunciar antes de ser señalado como quienes fueron parte de la administración más corrupta en la historia de Motul.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *