La ineficiencia y demagogia de Freddy Ruz: lo advertimos desde hace años

Por: Consejo Editorial

La inutilidad, corrupción y nepotismo del alcalde umanense no es un tema nuevo, sin embargo, a raíz de su fanfarrón amague de renuncia parece haber tomado relevancia y la ciudadanía ya está expresando su descontento en las redes sociales. Y aunque la reacción ciudadana ha sido tardía, Umán debe de aprender la lección para no repetir errores pasados: ¿por qué esperar a que nos jodan para quejarnos?
Los umanenses debemos ser vigilantes, exigente y críticos con quienes administran los recursos públicos desde el primer día que toman posesión de palacio municipal. Nosotros, como medio de comunicación, advertimos, antes que nadie, el mal rumbo que Freddy Ruz le estaba dando a la nave y que, tarde o temprano, el barco encallaría dada la inutilidad, el tremendo ego y la voracidad personal del alcalde por enriquecerse él y su familia.

Hace casi tres años, en marzo de 2016, Freddy tuvo la puntada de afirmar que él haría de Umán la mejor ciudad del país para vivir, declaración que contrastaba con los hechos reales que, por aquel entonces, se vivían en Umán. Hoy, a casi tres años después y a dos administraciones municipales de Freddy Ruz Umán no sólo NO ES el mejor lugar para vivir, sino que está peor. Cuando esta casa editorial publicó la nota a la que me refiero, y que más abajor reproduzco, el pretexto era que los priistas habían saqueado las arcas públicas… ahora Freddy nos sale con que no hay dinero por culpa de AMLO. En más de cuatro años de administración pública freddista en Umán las cosas van para atrás, lo único que ha cambiado es el pretexto del alcalde.

Por favor lector, tomate la molestia de leer la nota que publicamos hace tres años, y analiza a conciencia si no son aquellas necesidades la misma problemática de hoy:

El alcalde del “cambio”, Freddy Ruz, metido en su mundo irreal y fantasioso al parecer no ha entendido que tiene la notable tarea de resolver los problemas sociales de la comunidad y que para lograr eso debe dejar atrás su sueño guajiro de convertir a “Umán en la mejor ciudad para vivir en todo el país…” no sólo estamos lejos, pero muy lejos de serlo, sino que además él no tiene la capacidad para lograrlo. Esta declaración la realizó luego del banderazo de inicio de la construcción de una calle, sin tener en cuenta el señor “alcalde” que para poder tener una mejor ciudad y una mejor calidad de vida es primordial tener autoridades comprometidas seriamente con el pueblo; regidores que trabajen; verdaderos servidores públicos que desquiten sus jugosos sueldos, tengan sensibilidad y humildad, que salgan a las calles para ver los problemas reales de la comunidad, que se preocupen por resolverlos y de esta manera devolverle a los habitantes umanenses el favor que les hicieron al ponerlos en donde están.

También se requieren directores de área sin antecedentes penales o fichados por la sociedad como lo peor, que cumplan con su trabajo y no estén sentados atrás de un escritorio tratando mal a los trabajadores y amenazándolos con descontarles su sueldo y quitarles sus vales por defender lo que les corresponde, no solo hay que cobrar también hay que trabajar.

Freddy, no se puede tener una mejor ciudad si cada día hay más robos, asesinatos, pleitos callejeros, pandillerismo, y todo esto debido a la falta de vigilancia policiaca. No porque los gendarmes no quieran hacer su trabajo sino porque es una burla el sueldo que reciben comparado con el de un “servidor público” de la actual administración, los policías exponen su vida en la calle al dirigir el tránsito, al tratar de detener a los delincuentes, hay que señalar de igual manera que estos problemas sociales lo completan algunos padres de familia que celebran cuando sus hijos cometen algún desmán.

¿Cómo tener una mejor ciudad si no existe un proyecto deportivo real en el cual los jóvenes empleen bien sus energías y no caigan en algún vicio? Pero no puede haber resultados si no hay personal que se preocupe y se ocupe de hacerlo por el bien de los deportistas. Umán debería seguir siendo un semillero de deportistas que siempre pongan en alto el nombre de su municipio, pero desafortunadamente por la falta de apoyo por parte de las autoridades muchos no continúan con su carrera deportiva, también hay que realizar un justo reconocimiento a los buenos beisbolistas, futbolistas, ciclistas, corredores, voleibolistas y más que estamos seguros que con gusto pondrían su granito de arena para que en Umán haya una mejor promoción de todos los deportes que aquí se practican.

No puede haber una mejor ciudad si en vez de crear más espacios deportivos, culturales, y educativos cada vez hay más agencias y bailes con venta de cerveza y todo esto gracias a los compromisos políticos de su administración con la cervecería que todos ya saben, pero como siempre los ganones de todo esto son ustedes como autoridades. ¿Mejor ciudad?… si cada día vivimos en un lugar con más baches en sus calles, falta de alumbrado en espacios públicos, basura en las calles principales donde es el paso de los visitantes, unidades deportivas con mucha falta de atención, comisarías en total abandono y mucho más.

Alcalde ¿cómo tener una mejor calidad de vida si usted, que siempre ha presumido su interés por las personas de la tercera edad, juega con el hambre y sentimientos de las viudas y pensionados de aseo urbano? Alcalde, señores regidores y directores del “gobierno del cambio” el pueblo ya no pide, exige tener una ciudad, tal vez no la “mejor del país” como promete Ruz, pero si una donde recibamos la atención que merecemos en servicios públicos y el apoyo que debe ser por parte de ustedes, como administración pública. Los habitantes ya nos cansamos de ver y sufrir las necesidades de la comunidad y cada día abrimos más los ojos, así que señores, por el bien de la comunidad y de todos hay que ponerse las pilas ya, dejar soñar con imposibles y ponerse a trabajar.”

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *