La Dip. Rosa Adriana sin argumentos; descalifica, pero no debate

La diputada se sube al ring para “intercambiar golpes” con la senadora Verónica Camino, demuestra que carece de técnica boxística, sale apaleada y con el rabo entre las patas.

Por Fernando A. Toledo y Rivadeneyra

Dijo alguna vez el escritor jesuita Baltasar Gracián y Morales: “No es necio el que hace la necedad, sino el que, hecha, no la sabe encubrir.” Tal parece que esa frase le queda al dedillo a todos los panistas, y no panistas, que han salido a defender los inconstitucionales impuestos que le aprobaron al pequeñín, de estatura e ideas, que nos gobierna a los yucatecos en palacio de la 61 con 60.

Ahora fue la diputada local Rosa Adriana quien demostró su rala capacidad para argumentar en pro de una sarta de cobros indebidos inventados por Mauricio Vila, recursos cuyo destino no nos queda para nada claro si realmente se invertirán en lo que ellos dicen.

La Dip. Rosa Adriana en un ¿debate? entablado con la senadora Verónica Camino, mediante Tweet, demuestra hasta el hartazgo que ninguno de los diputados que alzó el dedo para aprobar el paquete de nuevos impuestos en Yucatán cuenta con argumentos válidos para sostener esa postura. ¡Vaya¡ ni siquiera plantean algo que sea ligeramente razonable, y eso ya es preocupante.

En el intercambio de mensajes, Rosa Adriana nunca se ve dispuesta a debatir, por el contrario; inicia demostrando su incapacidad con argumentos falaces ad hominem, es decir, ataca de manera personal a la senadora para desacreditar los argumentos que esta presenta.

La Dip. Rosa Adriana nunca esgrime argumentos para demostrar que ella tiene la razón. No, en lugar de eso intenta, sin éxito, exhibir que Verónica Camino no tiene altura moral ni ética para cuestionar, desde su postura como senadora, el actuar de los diputados locales en cuanto a la aprobación del mencionado paquete con nuevas imposiciones fiscales para Yucatán.

En lugar de atacar a la senadora de manera personal, Rosa Adriana debe explicar y fundamentar de manera pública el motivo que dio origen a esos nuevos impuestos, pues el sonsonete que, de manera discordante y fuera de tono, repiten ella y su camarilla no se los cree nadie: que demuestre, con documentos, dónde está ese famoso recorte que la federación le hizo a los ingresos estatales para este ejercicio 2020. La diputada se parece al loro de mi abuela; repetía la misma frase todo el día, pero el pobre animalito no sabía lo que decía.

Según la lógica de la diputada Rosa Adriana, nadie es digno de cuestionar su actuar legislativo, pues todos tenemos, según ella, cola que nos pisen. Algún defectillo o pecado que nos impide que tengamos la razón, aunque la tengamos. Que bueno que no soy su sacerdote confesor, porque en lugar de confiarme sus pecados exigiría que yo le confiese los míos.

Diputada Rosa Adriana ¿qué le parece si lugar de estar mareando la perdiz, tratando de demostrar “que tan malos, gandallas y oportunistas políticos” somos quienes cuestionamos ese inconstitucional paquete fiscal, nos muestra con documentos en mano a los yucatecos que ustedes tienen la razón?

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *