INAH reprocha a Vila Dosal por no entregar 18 millones de programa arqueológico

El director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, afirmó que está sumamente preocupado por la posible desaparición de 18 millones de pesos, destinado en Yucatán para trabajos arqueológicos, así como por el desinterés del gobernador Mauricio Vila Dosal para reponer el dinero “extraviado”.

A dos años de la firma del programa de rescate arqueológico entre el gobierno federal y el estatal, con un techo financiero de 52 millones de pesos, hasta el momento el Ejecutivo local sólo ha destinado el 48.6 por ciento del monto acordado.

“No se ha destinado el recurso, conforme se convino”, expresó al comentar que desconoce el motivo por el cual del gobierno estatal aún no entrega el recurso, y mucho menos da una explicación relacionada sobre el caso.

El recurso etiquetado desapareció a finales de las administración de Rolando Zapata Bello y a principios del gobierno de Vila Dosal.

El 26 de marzo de 2018 se firmó el “Programa de aprovechamiento de los sitios arqueológicos para el impulso del desarrollo turístico, social y cultural en el estado de Yucatán”, en el cual se desarrollarían cinco ciudades precolombinas.

En Kulubá, en el aquel entonces gobernador Rolando Zapata Bello y el director General del INAH, Diego Prieto Hernández, firmaron un convenio en el cual se destinaría un techo financiero de 35 millones de pesos para el desarrollo de cinco proyectos arqueológicos de rescate, conservación e investigación en igual número de sitios.

En abril de 2019 se enunció que el Ejecutivo local entregó un primer monto de 17 millones de pesos, para iniciar los trabajos de investigación arqueológica en Uxmal, Izamal, Dzibilchaltún, Chichén Itzá y Kulubá.

Pero, han transcurrido 11 meses y hasta el momento el Gobierno del Estado aún no libera 18 millones de pesos, monto correspondiente a este programa firmado en 2018, para el desarrollo de cinco proyectos de investigación arqueológica.

Prieto Hernández consideró de preocupante que hasta el momento no se destine el recurso que firmó el gobierno federal y el estatal, a través de sus representantes.

Recomendó a Vila Dosal a efectuar una auditoría para saber del paradero de los 18 millones de pesos, recurso etiquetado para la protección del patrimonio histórico de Yucatán.

Mencionó que abstiene a comentar si hubo un desvío del recurso así como de culpabilizar al gobierno anterior y al actual, pero remarcó que el recurso se debe de destinar, ya que el convenio sigue vigente.

Indicó que los cinco proyectos fueron aprobados por el Consejo Nacional de Arqueología del INAH, y el año pasado iniciaron los trabajos en Izamal, Uxmal y Kulubá.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *