Impunidad y abuso policíaco estatal en Tehuitz, Kanasín

Por Felix Bigman

Detenciones ilegales, allanamiento de morada, tortura e incomunicación entre otras cosas, fueron algunas de las vejaciones que policías estatales y municipales, llevaron al cabo contra habitantes de San Antonio Tehuitz, presuntamente para fabricar un culpable, que pagara por un supuesto robo en la empresa del sobrino de Luis Felipe Saydén Ojeda.

Comentaron los habitantes de la comisaría kanasinense que los hechos se suscitaron el pasado jueves 3 de octubre, aproximadamente al medio día, cuando escucharon el rumor de que algo había pasado en la fábrica de bloques Procalsur, propiedad de Gerardo Saydén y sobrino del secretario de seguridad pública del estado de Yucatán Luis Felipe Saydén Ojeda, ubicada en la carretera colindante con Subincancab, comisaría de Timucuy.

El excesivo operativo policiaco desplegado en la zona despertó la curiosidad. Algunos ciudadanos que se acercaron a grabar lo que ocurría, enterándose en el lugar, de un presunto robo en la fábrica de bloques, fue ahí cuando los agentes iniciaron las agresiones contra todo ciudadano que se encontrará grabando con su teléfono celular, provocando el reclamo de otros habitantes, que fueron perseguidos y golpeados incluso dentro de sus predios.

Trascendió que familiares y amigos de los detenidos, fueron golpeados y privados de su libertad al momento de ir a pedir informes en la comandancia de policía, despojándolos incluso de sus vehículos, manteniéndolos 36 horas incomunicados. Extrañamente, hasta el día de hoy, la secretaria de seguridad pública no aclara los hechos en agravio de los pobladores, motivo por el cual acudieron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para poner las quejas correspondientes y que se deslinden responsabilidades.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *