Imparablemente los rellenos ilegales de ciénaga en Chicxulub puerto

Progreso- Los rellenos ilegales de ciénaga en Chicxulub puerto y parte oriente junto a canal en el puerto así como la invasión de terrenos en Flamboyanes continúan imparablemente y se internan hasta cien metros dentro de los humedales, generando actualmente la destrucción de la mayor parte de la flora de esta comisaría.

Los asentamientos humanos de manera ilegal en dichas zonas han ido en aumento, generado actualmente un evidente avance en toda el área con avances de hasta cien metros dentro de los que anteriormente eran humedales, mismos que albergaban especies de flora y fauna nativas del lugar entre las que se encontraban manglares.

En la parte sur del puerto es posible observar rellenos de escombro y tierra en más de 100 espacios, con medidas en promedio de 6 metros de frente por 40 metros de fondo, las cuales pueden visualizarse desde calles pertenecientes a la carretera Uaymitún, hasta la calle 34 al interior de la población de Chicxulub puerto.

En el caso de la zona de canal oriente en Progreso y la comisaría de Chicxulub dichos asentamientos comenzaron a surgir de forma desproporcionada desde noviembre del 2016, cuando se ocuparon los espacios de la calle 22 y 22 A, mismos que fueron clausurados por PROFEPA en la segunda semana de haberse iniciado los trabajos, cuyo dictamen fue ignorado por vecinos, sin que se tomaran acciones en contra.

Mismo caso en Flamboyanes donde personas se han apropiado de terrenos haciéndolos como suyos, y lo peor del caso es que dichos asentamientos la misma autoridad federal, en este caso IVEY, lo permite.

La terquedad o necesidad de familias por obtener algún terreno, ha provocado la invasión cada vez más profunda de los humedales, al grado de irrespetar incluso los espacios de mangle, los cuales han sido aislados de los cuerpos de agua en diversas partes, provocando su desaparición.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *