Ideales que cimentó el futuro de Yucatán: Felipe Carrillo Puerto

Un gobierno que duro muy poco, pero hizo más obras que discursos.

Hace 98 años en que Felipe Carrillo Puerto, entonces gobernador de Yucatán, fue ejecutado durante la madrugada del 3 de enero de 1924 en el Panteón Civil de Mérida.

Carrillo Puerto, al igual que sus hermanos Wilfrido, Edesio, Benjamín y otros 10 acompañantes, tuvieron el mismo destino, cuyo delito fue haber trabajado para los campesinos y no apoyar los intereses de los grupos económicos que sólo apoyaban a los suyos.
“Conocí a Carrillo Puerto, fue quien realmente trabajó por nosotros, lástima como todo, las traiciones hicieron que perdamos a este gran hombre”, recuerdan pocos de los ancianos de la cabecera municipal.

“Él tenía muchos seguidores, pero se rajaron, porque si nos hubiéramos unido, jamás lo hubieran tocado por sus enemigos aquí por las cercanías de San Felipe” (por el oriente del estado), señaló otra de las personas que vio su detención.
-¡Hermano! Valor nos hizo falta para defender a quienes luchan por nosotros, remarcan ancianos, mientras resbalaban algunas lágrimas por sus mejías.

Carrillo Puerto como gobernador, rindió protesta de ley el primero de febrero de 1922.

El poco tiempo que duró su gobierno, realizó innumerables obras que marcó los destinos de Yucatán. En materia educativa para que estudien ahí los hijos de los jornaleros y campesinos, fundó la Universidad Nacional del Sureste, hoy conocida como Universidad Autónoma de Yucatán, asimismo, abrió otros espacios educativos, como la Escuela Vocacional de Artes y Oficios, así como la Academia de la Lengua Maya, por tanto, sólo en su primer año de gobierno, abrió 417 escuelas públicas.
Carrillo Puerto, creyente de los resultados de la Revolución Social Mexicana, con el fin de acercar a los suyos los contenidos de la constitución de 1917, tradujo este valioso documento al idioma maya.
En lo que respecta al campo y para incrementar la producción agropecuaria, fundó la Comisión Local Agraria y apoyó de cerca al ejido.
Trabajó de cerca a la gente, repartió durante su gobierno, 664 mil 835 hectáreas, beneficiando a más de 30 mil familias; impulsó la construcción de caminos para unir a la población y facilitar el acceso a los centros arqueológicos, cuya restauración inició durante su administración.

Creó cooperativas de producción y consumo; inició programas de socialización de la riqueza pública. Declaró de interés público la industria henequenera reduciendo la producción de fibra e impulsó la Liga de Medianos y Pequeños Productores de Henequén, lo que representó un enfrentamiento directo con los hacendados y los que ven con recelo su trabajó con la gente más pobre.
Realizó importantes acciones como Gobierno, promulgando leyes que beneficien a la sociedad yucateca, y por otro, trabajó de acuerdo a las resoluciones adoptadas en los Congresos Obreros de Motul e Izamal, este hecho tuvo impacto a nivel nacional e internacional.
Carrillo Puerto, nació en Motul el 8 de noviembre de 1874, y fue el hombre que creo instituciones y leyes y que favoreció el desarrollo de Yucatán, por lo que hoy, las huellas de Felipe se mantienen vigentes en la memoria popular y algunas inscripciones que es posible leer, liga de resistencia, y que aún se encuentran en algunos edificios públicos como el de Tekax y de otros municipios del Estado.

Por consiguiente, para honrar la memoria de este hombre visionario y estadista, no basta con los buenos discursos, hay que pasar al trabajo y apoyar a la gente de escasos recursos, porque en la actualidad ante la falta de recursos económicos para hacer producir la tierra, varios ejidatarios están vendiendo al mejor postor los pocos recursos con que cuenta y a la par sus esperanzas por tener un futuro promisorio para él y para sus hijos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *