Gaspar Ventura Polanco: primeros cien días de gobierno sin resultados (y I)

En estos, sus primeros cien días, Gaspar no solo no ha combatido la corrupción de la anterior administración, sino que, por si faltara más, la ha implementado y fomentado en la suya.

Hasta ahora, después de casi cien días, Gaspar no ha explicado cómo incluirá dentro de su Plan de Desarrollo y esa Agenda 2030 a ese 90% de fraccionamientos umanenses que no están municipalizados.

Por Fernando Toledo y Rivadeneyra

Los programas de los lunes por la noche instaurados por Gaspar Polanco, alcalde de Umán, tal parece que son un refrito del filme ochentero “El Día de la Marmota”: cada lunes es el mismo discurso y cada lunes es la misma descarga de culpa sobre otros para tapar su ineficiencia, cinismo y desvergüenza.
Cada lunes nos reprocha a quienes le criticamos su inoperancia y exponemos públicamente sus mentiras y la corrupción imperante en palacio municipal. Corrupción principalmente promovida por él mismo. Y es que desde que inició su administración, Gaspar no ha cumplido una sola de sus de sus promesas de campaña: no ha auditado ni presentado cargos contra Freddy Ruz; no ha sido trasparente y las gacetas municipales han sido manipuladas para presentar lo a que él le conviene; ha transmitido ni una sola sesión ordinaria de cabildo; no hay bacheo 24/7, y así un largo etcétera.

Y es que la comunicación de “Venturita” a través de las redes sociales no está diseñada con la intención de informar, está hecha para justificarse y lavar su imagen. Cada lunes, durante estos casi primeros cien días de su gobierno, a evadido explicar a los umanenses que están haciendo su dirección de gobernación y la síndica municipal con el asunto de los terrenos que Freddy y su cabildo donaron ilegalmente. ¿Por qué no se han presentado cargos legales en contra de quienes se confabularon para realizar esos despojos del bien público? Primera asignatura pendiente.

Prefiere llamarnos divisionistas a quienes le exigimos que transmita cada una de las sesiones de cabildo que cumplir su palabra empeñada. Sí ya demostró que puede, transmitiendo su programa cada lunes y cada uno de los eventos en los que no se informa de nada relevante y sólo le sirven de promoción personal, ¿por qué “Venturita” hasta ahora no transmite cada sesión de cabildo, tal y cómo se comprometió? La transparencia de la que presumió brilla por su ausencia. Segunda asignatura reprobada.

En estos, sus primeros cien días, Gaspar no solo no ha combatido la corrupción de la anterior administración, sino que, por si faltara más, la ha implementado y fomentado en la suya.

El proceso de entrega-recepción “Venturita” lo está llevando al cabo de tal manera que el resultado final será de impunidad para Freddy Ruz. Hasta ahora, en ninguno de sus programas nocturnos de los lunes, Gaspar ha explicado, aunque sea de manera breve, si han encontrado o no desviaciones en los recursos manejados por la anterior administración. Las “comparecencias” han sido una vacilada para distraer y “Venturita” sólo se ha lavado las manos tirándole la bronca a la ASEY.

Pero el colmo de los colmos es que, en su administración, Ventura tiene a Pablo Martínez en la dirección de finanzas. Un tipo que ya está demostrado públicamente que participó con Ruz Guzmán y Mardoqueo Uicab en desvíos de fondos públicos para financiar la campaña de reelección de Freddy Ruz. ¿Y qué decir de Obdulia Solís? La contralora aviadora que cobra su sueldo en palacio sin que cumplir su horario de trabajo. Claro, para “Venturita” es más fácil echarles la culpa a otros y llamarnos divisionistas a quienes le cuestionamos por qué no ha hecho nada con los actuales directores que participaron deshonestamente “comprando” los terrenos municipales que Freddy ilegalmente regaló. Otra materia reprobada, tres y van cero.

Para cerrar el tema, deje a lo último la “joya” de la que tanto presume “Venturita”, lo que, según él será una de sus grandes logros: su Plan de Desarrollo Municipal y la famosa Agenda 2030.

Hasta ahora, después de casi cien días, Gaspar no ha explicado cómo incluirá dentro de ese Plan y esa Agenda a ese 90% de fraccionamientos umanenses que no están municipalizados. ¿Cómo les va a resolver ese problema? Legalmente esos fraccionamientos no tienen derechos, ni obligaciones legales con el municipio por lo que “Venturita” está impedido a incluirlos dentro de ese Plan de Desarrollo.

Y a riesgo que Cisneros Polanco me tache de divisionista yo sí quiero saber cómo va solucionar ese problema Gaspar. Otra materia tronada.
(continuará)

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *