Freddy Ruz: faroleo en la calle, oscuridad en la casa

Freddy Ruz Guzmán, alcalde y consejero estatal panista de la ciudad de Umán, como siempre derramando aceite como el vil farol que es y demuestra que es luz en la calle y oscuridad en la casa, pues habiendo tanta gente para ayudar en su municipio decide darse baños de pueblo y fingir que es muy buena onda ayudando a gente de otros municipios. ¿O será que el alcalde de Kanasín es su mero amigo íntimo?

¡Ojo! No estamos en contra de que se ayude a personas en desgracia, de hecho, en este medio informativo se entrevistó a los ciudadanos víctimas de la tragedia y se exhortó a nuestro auditorio a ayudar a estas personas.

En Umán han ocurrió tragedias similares: podemos mencionar la explosión de una boa que almacenaba gases tóxicos en Itzincab, el derrame de ácido clorhídrico en una bodega ubicada detrás del fraccionamiento Arcos I, hay también muchos suicidios y ¿saben una cosa? El alcalde no hizo y, hasta ahora, no ha hecho nada y no ayuda a las personas afectadas por esos desastres ocurridos en su propio municipio y las ha dejado desamparadas.

En el caso del derrame del ácido, cuya sustancia dañó varias casas de gravedad y la salud de las personas, hasta el momento Freddy Ruz no le ha dado solución alguna y los culpables gozan, al parecer, de una protección municipal que les garantiza impunidad. Cuando explotó la bodega en Itzincab, las personas hicieron una vez más la petición de que alejen dicha empresa y no recibieron más que una burla por parte del ayuntamiento y de la empresa regalándoles artículos de cocina por el día de las madres. Hace pocas semanas, de nuevo una bodega recolectora explotó y a decir de los habitantes, comentan que siempre se incendia, volviéndose una amenaza para las familias que viven cerca del lugar. Por supuesto que Ruz Guzmán no ha hecho nada al respecto, salvo, quizá, pasar la charola del diezmo pues la impunidad tiene un costo monetario.

Se supone que el director de atención ciudadana, Omar Pech, fue contratado con bombos y platillos para darle, valiendo a la redundancia, atención a este tipo de situaciones que la misma población denuncia por diferentes medios. Desde que Omar fue contratado y hasta la fecha, las necesidades de Umán no cesan ni se resuelven, sino al contrario, cada día son más y más graves. Eso quiere decir que Pech no está haciendo su trabajo como se debe o ¿le quedó muy grande el puesto? Se ponía bien “salsita” en su medio de comunicación denunciando las necesidades de Umán, pero una vez que le “tiraron su hueso” silenció su boca.

Por cierto, Omarcito inauguró un nuevo restaurante con permiso de venta de cerveza y todo. ¿Eso quiere decir que la benevolencia que presume Ruz Guzmán en otros municipios, se traduce como beneficios únicamente para trabajadores del ayuntamiento y el resto de la gente que se rasque con sus propias uñas? ¿Ruz y Pech resultaron ser tal para cual?

¡Ay pero que personajes tan graciosos tenemos como servidores públicos! Pura tontería hacen, dicen y piensan. Lo peor del caso es que esas tonterías perjudican a la sociedad umanense, pero ánimo paisanos, ya en 2021 se va, este 2020 es de sus últimas, pero ¡no hay que dejarnos más!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *