Fraccionamiento Itzincab, en medio de la oscuridad

Son muchos los sitios, sobre todo los céntricos, los que se encuentran a oscuras en el Fraccionamiento Itzincab de la ciudad de Umán. Al parecer, ninguna autoridad está interesada en este “detalle” que pone al lugar en manos de la delincuencia cuando cae la noche y el parque principal se convierte en nido de amantes de sustancias tóxicas.

Casi todos los días que Itzincab amanece con noticias de robo, asaltos, entre otros derivados de la delincuencia. Quizá el ayuntamiento no tenga toda la responsabilidad, pero sí son responsables que no haya alumbrado público suficiente. Los lugareños ya se van acostumbrando a estos sucesos; recordará usted estimado lector que han sido múltiples los hechos graves que han ocurrido ahí, y lo peor, dicen los habitantes, que la policía municipal cuida a los delincuentes y no hacen nada para detenerlos, ¿será reciben su mordida?

Han sido varias las víctimas de, incluso, intento de feminicidio ahí en el fraccionamiento, hechos que sí son lamentables para un lugar tan tranquilo como Umán, pero si a esto le sumamos la ineficiencia de las autoridades en hacer algo para tener la iluminación necesaria, usted ya sabe cuál es el fatídico resultado.

Desgraciadamente, la administración actual es caracterizada por todo lo malo que tiene Umán, y también por hacer suyo el dicho: “muerto el niño, tapan el pozo”, ojalá este no sea el caso.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *