Flagrante desacato de Cemento Fortaleza a disposición del PJF

En total flagrancia, Cementos Fortaleza hace caso omiso a las restricciones emitidas por el Poder Judicial de la Federación, continúa con la construcción de la Planta de Molienda, denunció el representante jurídico de los pobladores de Flamboyanes, comisaría de Progreso, José Salas Segura.

Además de violar el proceso legal, en todo momento puso en riesgo la salud de los trabajadores, pues las obras continuaron sin respetar la Jornada Nacional de Sana Distancia por Covid-19, y ahora, con la “nueva normalidad”, se hace caso omiso a las recomendaciones.

El entrevistado enfatizó la preocupación de los habitantes, pues primeramente es por el daño causado al medio ambiente y ahora, con la propagación del Covid-19, pues son varias las personas que labora en el polígono industrial.

“En México se tiene que hacer valer la Ley, nadie está por encima ni por debajo de la misma, por lo que es necesaria la pronta intervención de las autoridades ambientales”, acotó.

Manifestó que los dueños de esta empresa aprovechan que en el Juzgado de Distrito está pendiente de resolver el juicio de amparo promovido por los niños de Flamboyanes para continuar con las obras de construcción de la respectiva planta.

“Únicamente hace pensar que para cuando resuelvan la empresa ya se habrá terminado la obra y de nuevo caer en corrupción”, advirtió.

Por su parte, la señora Margarita Cajún expresó que varias familias que están en desacuerdo de la instalación de la planta cementera, pues cuando entre funcionamiento tendrán notables problemas de salud.

“Este retraso del amparo es únicamente para simular que se está litigando pero en realidad es para dar tiempo mientras que la obra sigue su construcción”, subrayó.

“Es una burla para la población, como es posible que teniendo más de un año procurando el amparo la obra sigue en construcción, no se vale, se está favoreciendo a los de la cementera, por lo que estamos desprotegidos, y los más afectados son los niños”, resaltó.

En compañía de otra de las madres de familia, hicieron un llamado a las autoridades del Poder Judicial de la Federación para que sean escuchados y que el caso que está en manos del juez de distrito se pueda realizar con apego a derecho pero no a conveniencia ni a favor de la empresa.

Recordó que en las últimas dos inspecciones se favoreció a la empresa, dejando a un lado diferentes inconvenientes como el cuidado de la flora y fauna, así como el daño al manto freático.

“Son numerosas las irregularidades que comete la empresa cementera y que no son tomadas en cuenta por los inspectores”, denunció.

Ejemplificó el caso de la construcción de una barda perimetral, en la cual impide el libre tránsito de la fauna silvestre de la región, además de la deforestación para su levantamiento.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *