Féminazi y marea verde en el gobierno de Mauricio Vila

Regina Carrillo Valenzuela, muestra su intolerancia en las redes sociales y el portal YUCATÁN AHORA, identifico a Regina Antonieta Cervera Pacheco, coordinadora de pesca de la dependencia del ramo (pesca y aquacultura), como una de las asistentes al mitin feminista del Parque de la Madre, que derivó en ataques (grafiti) contra el patrimonio cultural e histórico situado ah

Por El Cazador Nocturno

Hace cosa de días, Mauricio Vila despidió a un empleado de la Fiscalía del Estado, Fausto Loría, por reprobar los desmanes cometidos por grupos feministas fuera de nuestra entidad.

El pecado del ex trabajador estatal fue haber utilizado humor negro y lenguaje figurado para reprobar los actos de vandalismo, utilizados por activistas. El gobernador, afirmó que dio instrucciones para que el trabajador fuera removido de su cargo, porque consideró que el entonces funcionario público, ejerció violencia verbal contra las mujeres y eso le parecía inaceptable.

Hace apenas un par de días, diversas organizaciones Provida y Profamilia convocaron a la sociedad yucateca a realizar una marcha pacífica a favor del respeto a la vida de los no nacidos y a favor del matrimonio entre personas de distinto sexo, que es base de nuestra sociedad, veinte mil yucatecos respondieron al llamado.

Una funcionaria del gobierno del estado, Regina Carrillo Valenzuela, coordinadora del Centro Cultural del Niño Yucateco (CECUNY) reprobó la marcha, comparándola con una procesión del Ku Kux Klan, organización racista que ejerce violencia contra otras etnias para imponer ideas de supremacía de raza. Regina hizo gala de intolerancia y odio social, motivado por sus ideas extremistas. Es una persona que no ha entendido que el cargo que ocupa, la inhabilita como activista y la inhibe para difundir sus ideas que, por otro lado, ofenden a la gran mayoría de la sociedad yucateca.

Pero no ha sido el único episodio donde esta funcionaria ha hecho uso indebido de las redes sociales en horas de trabajo. Ya en otras ocasiones, la señorita Carrillo Valenzuela ha cuestionado que la educación de los niños deba ser de la incumbencia de sus padres, se ha denominado (a confesión expresa, relevo de pruebas), feminista de las malas o feminazi y más aún, ha cuestionado porque no lo queman todo, lo que claramente refleja no solo el uso de un lenguaje violento, sino la apología del delito y peor aún, la invitación o el llamado a incurrir en actos antisociales.

Hace solo unos días, la misma fecha en que se llevó a cabo la movilización Provida y Profamilia, integrantes de colectivos feministas, realizaron pintas y actos vandálicos contra el patrimonio cultural e histórico de nuestra ciudad. La naturaleza de las expresiones de la funcionaria de marras, nos hacen incluso abrigar sospechas de su eventual participación en tales conductas antisociales, toda vez que simpatiza con ellas.

Exigimos al gobernador, Mauricio Vila Dosal, aplicar el mismo criterio utilizado con antelación e instruir a la secretaria de cultura, Erika Millet, la destitución inmediata de la multicitada activista, que con su conducta ha hecho uso indebido de sus funciones y ofendido al pueblo yucateco.

Exigimos al gobernador no tolerar la utilización del lenguaje de odio, ni la apología de la violencia. Exigimos la aplicación del mismo criterio utilizado anteriormente, porque tenemos claro que la justicia no puede aplicarse para favorecer ninguna ideología o grupo social, racial o religioso en particular. La aplicación de la ley debe ser pareja y no inclinarse a favor de nadie, por cuestiones de género.

Seguimos pendientes…

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *