En Umán los ciudadanos hacen las labores que corresponden al ayuntamiento

¿Y nuestros impuestos?

Con situaciones como esta, se confirma que los servidores públicos y empleados del ayuntamiento de Umán, que se supone están en sus puestos para servir a la gente, no sirven ni para adorno de las oficinas. Los umanenses ya están fastidiados de la negligencia, la mediocridad y la ineficiencia del flamantísimo equipo de Ruz Guzmán, y han decidido no esperar y hacer las mejoras por ellos mismos. Han sido varias las colonias de la ciudad en la que no llega el servicio de aseo urbano por meses, así que los vecinos se han organizado y han hecho el trabajo.

Sí, es verdad, también los habitantes del municipio deberían hacer algo para mantenerlo limpio, seguro y demás, pero solo de vez en cuando ya que todos los ciudadanos o al menos la gran mayoría de ellos pagan impuestos y el sueldo que reciben todos los empleados del ayuntamiento son del dinero de dichos impuestos, entonces sí da coraje el pensar ¿para qué pago, si al final no recibo los servicios públicos? Cabe señalar que esos servicios el ayuntamiento tiene el deber/obligación de otorgárselos a todos los habitantes de Umán. Esto así debe funcionar en todos los municipios.

Da gracia y coraje al mismo tiempo, porque la gente cree que solo es jugarle al servidor público y portar un uniforme “formal”. Cuando estaban en campaña, rogaron, lloraron y berrincharon por un voto y después por un puesto, pero ¡toma! una vez con su trabajito no supieron, no saben y ni sabrán como funciona “la chamba”. Claro ejemplo es el alcalde, como en su primera ronda del juego no logró lo que quería, se aventó otra partida y esta vez parece que no está desperdiciando ni un solo minuto de su tiempo en robar y robar dinero.

¿Qué pasó Omar Pech, flamante director de atención ciudadana? ¿No se supone que no ibas a dejar pasar estas cosas? o ¿nomás estás interesado en expandir tus negocios? Fuiste uno más del montón, de tanto que el dueño de Balché ladraba, le dieron su huesito para que se tranquilice y haga silencio sin hacer click y publicidad… ¿Su restaurante? Muy bueno, limpio, sin hierbas y sin moscos, pero las calles de Umán, van de peor, sin remedio.

¡Ojo Freddy y empleados (lame botas)! La gente ya está comenzando a despertarse, ya empieza a hacer cosas por su propia mano; no es por darle más leña al fuego, pero con esto los umanenses están demostrando que en cualquier momento se alzarán de valor e impondrán sus derechos, sacarán su coraje y darán “muerte” a los malos gobiernos, y el alcalde de la oficina rosa podría ser el primero en sufrir las consecuencias y vaya que muy bien merecido se lo tiene. Es verdaderamente lamentable y vergonzoso que la gente esté haciendo cosas que no le corresponde hacer porque una cosa es mantener limpios sus hogares y otra, hacer las labores que aseo urbano no hace nomás porque no le da su regalada gana.

Y que conste que el que avisa no es traidor. En lugar de estar amarranados en la oficina sin nada que hacer, que se den su vuelta por las calles, fraccionamientos, colonias y parques; pónganse a trabajar que para eso les pagamos, no para que estén en oficinas haciéndose más mensos de lo que ya son.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *