En Umán a falta de pan… ¡circo!

De alcalde a cómico; ¿Cuánto costó a los umanenses este teatrito?

Por Aquilesvoy Tinal

El día de ayer el alcalde de Umán, Freddy Ruz Guzmán, anunció, con un evento presencial, el banderazo de la campaña de fumigación y descacharrización en la ciudad. Tanta es la desesperación de Freddy para volver a simpatizar con la gente de Umán que, ahora, contrató a un cómico regional, pero no para darle auge a dicha campaña de eliminación de mosquitos, sino a la campaña política de él.

El actor cómico regional “Pinole”, junto con su equipo de trabajo, fue el encargado de protagonizar, acompañado de Freddy Ruz Guzmán y personalidades del ayuntamiento, como los regidores Abril, Mardoqueo, Josema y demás. Cabe mencionar que el video musical se grabó en locaciones umanenses y se usaron fotos de la ciudad. Paradójicamente la letra de la canción es un reclamo social, pues exhorta a las autoridades a que fumiguen por la cantidad de moscos que existen. Qué curioso, ¿cierto? También resulta extraño que el vídeo muestra lugares con la hierba bastante alta por lo que cabe la pregunta ¿no hubiese sido mejor incluir en la letra de la canción una petición para que primero desbrocen la maleza y luego fumiguen? Una situación de risa, sin necesidad de un cómico, o de pena ajena, pues con la hierba alta la fumigada les hará a los mosquitos lo que el viento a Juárez.

Nuevamente publicidad inútil que, seguro, costó varios miles de pesos a los umanenses y que solo sirve como promoción personal para Ruz Guzmán, pues con el vídeo, con toda seguridad, no morirá ni un mosquito. Ese dinero estuviese estado mejor invertido en la compra de más Malatión para cubrir más áreas en la fumigación.
Recordemos que hace unos días atrás, Ruz Guzmán y su cabildo, le solicitaron al congreso del estado permiso para endeudar al municipio con $10 millones, con el pretexto que no hay dinero para obra pública ¡ah, pero sí hay para pagar vídeos! Además, la publicación de este vídeo podría constituir un delito, pues en los créditos finales aparece con grandes letras el nombre del alcalde, hecho que bien puede tipificarse como malversación de recursos con fines promocionales personales. Tristemente lo que ya no es nuevo, es que de nuevo el alcalde de Umán usó el dinero público para pagar un capricho para beneficio propio. Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *