En su millonaria hacienda Freddy Ruz celebra la corrupción con un pachangón pagado por los umanenses

¡Indignante! “Venturita” cobra a la mala el agua a los umanenses y Freddy, culpable de saquear al municipio, celebra con fiestón. Mientras a los ciudadanos “Venturita” les cobra para reponer un dinero público que alguien se robó, el culpable festeja, en compañía de regidores panistas y del secretario municipal, su impunidad, sabedor que Gaspar está en la búsqueda de otros pendejos para que paguen esos desfalcos.

Por Fernando A. Toledo y Rivadeneyra

Si esto no indigna a lo umanenses no sé que más pueda hacerlo. Todavía hace unos días atrás, Gaspar Cisneros Polanco, alcalde de Umán, nos recetaba una perorata en la cual afirmaba que él nunca haría algo que perjudicara a la ciudadanía de Umán mientras, en un comunicado aparte, amenazaba a los umanenses con “cortarles” el pésimo servicio de agua potable que proporciona el SAPAMUY. El asunto, al igual que el incendio del basurero municipal, todavía arde y, para calentar aun más la situación, la cínica y desvergonzada familia Ruz-Guzmán-Couoh organizaron la noche de anoche, 12 de diciembre, una fiesta en la evidentemente se gastaron muchos, pero muchos, miles de pesos.
¿Cómo puede Gaspar Ventura tener la cara de afirmar que sus acciones como alcalde están encaminadas al bien común de Umán y sus comisarias cuando, por un lado, les cobra a los ciudadanos un servicio malísimo, pretextando que no hay dinero en las arcas municipales, mientras no quiere tocar, ni con el pétalo de una rosa, a Freddy Ruz, principal responsable del quebranto de SAPAMUY?

“Venturita” pretende, con su eslogan barato “Ciudad Capital de las Industrias con un nuevo amanecer”, enjaretarnos la idea de que ya lo pasado, pasado, y que ya no interesa, como parte de su estrategia para darle impunidad a Freddy Ruz. Ante está situación hay que preguntarle a Gaspar ¿y por qué los ciudadanos tienen que pagar y responsabilizarse por el enriquecimiento inexplicable de Ruz Guzmán? ¿Por qué la ciudadanía es la que tiene que aportar el dinero para salvar a la SAPAMUY del quebranto cuando el culpable celebra pachangones en compañía de los regidores panistas y del secretario de la comuna actual?
Mientras los ciudadanos sólo reciben un chorrito de agua potable en sus humildes hogares, el culpable de ese mal servicio está en una hacienda, que costó millones de pesos, celebrando al ritmo de Los Méndez, que él sí puede tener una gran piscina llena de agua. Mientras los ciudadanos se quejan que calles, parques y jardines públicos están en total oscuridad, el culpable entona “La Guadalupana”, al son del mariachi, junto a su capilla particular totalmente iluminada.
Mientras a los ciudadanos “Venturita” les cobra para reponer un dinero público que alguien se robó, el culpable festeja, en compañía de regidores panistas y del secretario municipal, su impunidad, sabedor que Gaspar está en la búsqueda de otros pendejos para que paguen esos desfalcos.
De verdad, si todo esto no indigna a los umanenses y los llama a la exigencia de justicia, no sé que otra cosa lo hará.

Yo no digo, ni promuevo, que la gente pague por un servicio, ya lo dije en mi nota anterior, pero ¿por qué Gaspar sólo quiere que la ciudadanía pague? “Venturita” ya debe cambiar ese argumento falaz de llamarnos chismosos y divisionistas a quienes exigimos que se haga justicia, tal y cómo él prometió en campaña. Que ya se busque otro hombre de paja para patear la lata y evadir su responsabilidad porque ¿de verdad cree Gaspar Cisneros, que llevar a Freddy Ruz ante la Ley dividirá al pueblo de Umán?
Los umanenses deberían estar indignados y reaccionar ahora. De no hacerlo, ciertamente tendrán el gobierno y el trato que se merecen.
Es cuánto.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.