En represalia, mafia inmobiliaria orquestó protesta en el TUA, magistrada

Didier Madera Alpuche

Luego de 10 días de silencio ante la protesta de brazos caídos que realizan los trabajadores del Tribunal Unitario Agrario (TUA) número 034, la magistrada Lilia Isabel Ochoa Muñoz afirmó que es “una venganza” de la mafia inmobiliaria, específicamente del ejido de Chuburná, ante los daños causados se interpondrán denuncias de fuero común y federal.

Aunque los inconformes se manifiesta por hechos registrados en el área de trabajo, y que supuestamente nada tienen que ver con los procesos jurídicos que se realizan, una de las protestantes es pareja del ex secretario de actas y un abogado tiene vínculo con una de administrativo, por lo que “hay toda una cadena de mentiras”.

Remarcó que cuando asumió la responsabilidad, todo estaba en desorden, “recibí un tribunal en ruinas y sin control”, ya que eran muchas las anomalías, con expedientes mal elaborados y contradictorios, por lo que optó por corregir las anomalías, al grado que se tuvieron que corregir las anomalías en las carpetas de investigación para poder dar continuidad a las audiencias.

Indicó que en coordinación de Hugo Molina Aguilar, jefe interino de la Unidad Jurídica, y de Betsabé Rojas Coronel, secretaria de Acuerdos” se ordenaron todos los expedientes y se empezó a buscar las anomalías para empezar a corregirlas, y ante los primeros dictámenes establecidos, a favor de los ejidatarios comenzó la tensión en el Tribunal.

El personal ya no tenía acceso a los expedientes, pues era frecuente la pérdida de los mismos, y al combatir a la mafia inmobiliaria, afectando principalmente a la asesora de ejidatarios, Rebeca Buenfil, estalló la protesta de brazos caídos, por tiempo indefinido, “debido a la violencia laboral y el acoso sexual que sufren por parte de Betsabé Rojas Coronel y Wilber Hugo Molina Aguilar, quienes son solapados por la magistrada”.

Remarcó que no teme por su vida, y minimizó la influencia de Rebeca Buenfil, al mismo tiempo garantizó que “en todo momento estoy a favor de las mujeres, pues tengo dos hijas y una nieta, y no me gustaría que en ningún momento les falten al respeto”.
Indicó ante la situación que prevalece, decidió tramitar su prejubilación, sin embargo, al analizar la situación y las solicitudes de ejidatarios, se retractó, por lo que permanecerá como magistrada del TUA – 34.

Las denuncias de acoso sexual “es un invento burdo”, donde las jóvenes presuntamente afectadas son manipuladas por los dos sindicatos, y ante las anomalías, el supuesto agresor interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

Aclaró que habló con las tres aparentemente afectadas, y el caso más grave se trató de que al parecer le quiso agarrar la mano.
En conferencia de prensa comentó que hasta el momento, no ha tenido el apoyo de sus superiores para acabar con la corrupción que prevalece en Yucatán, y resaltó que “no me voy a doblar ante la situación”.

Destacó el valor de la tierra para el sector comercial, por lo que optan por invertir para poner fábricas o comercios, en lugar de cultivar, de ahí el interés por las tierras ejidales.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *