En Progreso se desploman las ventas y las playas lucen desiertas

Progreso.- Desde que las autoridades pusieron manos a la obra para evitar que el Covid-19 dañe la salud de los progreseños, desafortunadamente quienes han sufrido de esta decisión han sido principalmente los comerciantes cuyas ventas se han desplomado y las playas están desiertas desde inicios de esta semana.

Pedro Pablo Flores, guía de turistas, comentó que a raíz de las medidas implementadas las ganancias en el sector turístico se han ido a “pique” porque se ha invitado a los automovilistas a que se no pongan en riesgo formando amontonamientos y además cabe recordar la cancelación de barcos hasta fines de abril.
Ello conlleva a que tendremos que amarrarnos el cinturón, no hay de otra más que aguantar hasta que esto pase, agregó.

A su vez, el mesero Luis Ríos dijo que como meseros se las están “viendo negras” ya que muchos compañeros ganan de sueldo 100 pesos al mes pero no están ganando propinas mientras que hay otros que están al destajo, es decir, viven de propinas y comisiones.

Muchos ya no tenemos comida en casa y no sabemos qué hacer, porque la gente no está llegando, apenas y se ven unas cuentas gentes en los restaurantes principalmente canadienses, indicó.

A su vez, Fran García, presidente de la Unión de Locatarios, dijo que las ventas cayeron en un 80% en el zoco, lo que no se explica porque en la central de abastos no llega tanta gente a comprar en relación de supermercados o plazas comerciales.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *