En la Península disminuye ataque de perros, Covid-19 principal factor

Durante la última quincena de marzo pasado, en la Península de Yucatán se registró la disminución de los ataques de perros a personas, cuyo factor sería el coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19, reveló la Secretaría de Salud federal.

Asimismo, el fenómeno que bien puede estar relacionado con la pandemia, pues es menor el número de ataques de perros callejeros, sin embargo, debido a la estrategia de salud “¡Quédate en casa!”, hay un aumento por parte de las mascotas, por lo que el decremento no es notable en la región, así como a nivel nacional.

En lo que va del año, Yucatán es uno de los 12 estados del país con mayor número de personas hospitalizadas a consecuencia de las lesiones sufridas por canes.

En condición normales, la situación se complica aún más ante la proliferación de canes callejeros, así como semi-domiciliarios, es decir, aquellos deambulan a pesar que tienen dueño y hogar, ya que ambos grupos provocan accidentes de tránsito así como ataques a transeúntes.

Pero ahora, con el plan de resguardo domiciliario para evitar la propagación del Covid-19, el mayor número de personas que han acudido a las diferentes clínicas y hospitales es consecuencia de ataques de los perros que están en sus viviendas.

Los niños son el grupo etario de mayor riesgo, ya que tienen más probabilidad de ser mordidos por canes y en múltiples ocasiones

De acuerdo con la SS de Yucatán, tres cada cinco personas que son mordidas por perros son menores de edad, cuyas secuelas físicas y psicológicas son notables, por lo que es urgente establecer medidas para contrarrestar la población felina y canina que prevalece en Yucatán.

Hasta la semana epidemiológica número 15, que venció el pasado sábado 4, en el país se registraron 27 mil 66 casos confirmados acumulados de personas lesionadas por “Mordedura de perro”, con una disminución del 5.7 por ciento, cuando en el mismo período de 2019, la cifra fue de 28 mil 717.

En Yucatán ya son 845 las personas atendidas a una clínica y hospital, a consecuencia de un ataque de canes, mientras que en el mismo período del año anterior fueron 904 casos, es decir, decreció en 6.5 por ciento.

Mientras que en Campeche, el decremento es del 25.2 por ciento al pasar de 262 a 196 casos confirmados, y en Quintana Roo, la disminución es del 7.4 porcentual, pues hasta el momento hay 424 lesionados, y el año pasado fueron 458.

Yucatán ocupa el doceavo lugar de la tabla nacional de incidencia, con el 3.1 por ciento del total registrado en el país, en Quintana Roo es el 1.6 por ciento y en Campeche, el 0.72 porcentual.

En cuanto al género, tanto a nivel nacional como estatal, los hombres son los más atacados, aunque el año pasado, en Yucatán fueron más las mujeres.

Del total registrado en la República Mexicana, 14 mil 475 fueron varones, el 53.5 por ciento, y 12 mil 591 mujeres, el 46.5 por ciento, pero en el caso de Yucatán, de la suma de lesionados, 449 varones, el 53.1 por ciento, y 396 féminas, el 46.9 porcentual.

Afortunadamente, desde 1999, en Yucatán no se registra casos de rabia en humanos, transmitida por mordeduras de perros o gatos.

Sin embargo, que el último evento de rabia humana surgió por la transmisión de un murciélago hematófago infectado, ocurrido en 2004, en Teya.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *